POR ATENCIÓN MÉDICA GRATUITA

Más de 50.000 bolivianos acuden cada año a los hospitales públicos de Jujuy


Autoridades de Bolivia y Argentina se reunirán el 25 de este mes en Santa Cruz de la Sierra para analizar el convenio de reciprocidad de salud, que no se concretó en 2018. Jujuy aprobó una norma para cobrar por la atención médica a extranjeros


El hospital Pablo Soria, de Jujuy, es uno de los más frecuentados por bolivianos que buscan atención | David Maygua
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/02/2019

A los hospitales públicos de la provincia de Jujuy (Argentina) acuden más de 50.000 ciudadanos bolivianos cada año para realizarse una consulta externa por padecer alguna dolencia, reveló el Ministerio de Salud Pública de la Gobernación jujeña.

En 2018 se estima que frecuentaron 55.000 bolivianos provenientes, en su mayor parte, de departamentos vecinos de Bolivia con esa provincia argentina, especialmente de Tarija y Potosí. Según el Ministerio de Salud, solo se considera esa cantidad de compatriotas que ingresan al país vecino por las consultas externas de especialidades quese ofrecen en los hospitales públicos y no se toman en cuenta las intervenciones quirúrgicas ni el tratamiento oncológico.

El número podría ser mayor en comparación a ciudadanos de otros países, que también acuden en menor proporción para beneficiarse de una atención especializada en los nosocomios públicos del vecino país. Después de los bolivianos están los ciudadanos de Perú, Paraguay, Chile, Brasil y Venezuela. Las atenciones externas, de acuerdo con el Ministerio de Salud, se registran con frecuencia en los hospitales Pablo Soria y Materno Infantil Héctor Quintana, de la capital jujeña; y Jorge Uro, de La Quiaca.



Persiste la atención solidaria

Jujuy sigue siendo una provincia generosa para los bolivianos que arriban en busca de una atención de salud en los hospitales públicos donde no les cobran por la consulta externa, el tratamiento médico, la hospitalización o una intervención quirúrgica.

Pese a la aprobación de la Ley del cobro para los extranjeros en el sistema de salud, las atenciones son normales a la fecha. Por ejemplo, una niña proveniente de Tarija con dolencia oncológica fue internada hace poco en el Hospital Materno Infantil Doctor Héctor Quintana y no se le puso trabas debido a que predomina una cuestión humanitaria en el sistema de salud en Argentina.

El ministro de Salud del vecino país, Gustavo Bouhid, confirmó a EL DEBER que la niña necesita de un tratamiento oncológico de alto costo y que la Gobernación de Jujuy lo va a cubrir todo hasta su recuperación. “Voy a desmentir totalmente que no se quiera atender a la menor, nos estamos haciendo cargo como siempre lo hicimos en otros casos. Si tenemos que derivarla a un hospital de Buenos Aires, lo vamos a hacer”, dijo Bouhid.



El padre de la niña, que está preocupado por la enfermedad oncológica de su hija, expresó su agradecimiento por el apoyo de la Gobernación de Jujuy para asumir el costo del tratamiento. Indicó que si hubiera internado a su pequeña en un hospital boliviano, no tendría cómo pagar los gastos médicos.

En un recorrido entre un hospital y otro, se localizó a una mujer cruceña, cuyo nombre se excusó de dar, pero manifestó que la atención es excelente en los hospitales públicos de Jujuy. “Soy boliviana y vivo con un argentino. Siempre me atendieron bien, me operaron de la vesícula y no he pagado ni un peso”, expresó la mujer.

A pesar del malentendido diplomático por el caso del artista jujeño Manuel Vilca -que sufrió un accidente en Cochabamba y que en el hospital tuvo que pagar varios miles de dólares, lo que causó el reclamo del gobernador de Jujuy, en dicha provincia argentina continúan las atenciones gratuitas.

Lorena González, una enfermera del Sistema de Asistencia Médica de Emergencia (SAME), dependiente del Ministerio de Salud, aseguró que la buena atención a los extranjeros, entre ellos bolivianos, no ha cambiado en nada.

“Una vez me tocó llevar a un bebé con problemas en el corazón desde San Salvador de Jujuy hasta Salta para que sea operado. Allí recibieron al niño y a su madre, quien había cruzado por La Quiaca a nuestro país. La señora me dijo que en Bolivia no lo atendieron y no podía juntar el dinero para pagar los gastos”, contó González.



La atención a extranjeros

La ley del Sistema Único de Salud (SUS), recientemente aprobada en el Senado boliviano, establece que los ciudadanos extranjeros que no estén protegidos por un seguro médico, serán atendidos en las mismas condiciones que los bolivianos, en el marco de acuerdos internacionales.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, confirmó la reunión de autoridades de Bolivia y Argentina el 25 de este mes en Santa Cruz, para analizar el tema de reciprocidad de la gratuidad en los servicios de salud que necesiten ciudadanos de ambos países. “Lo que nos interesa es que ese principio de reciprocidad sea respetado y clarificado por ambos Estados”, dijo. Montaño tiene previsto reunirse con su par en Argentina, Adolfo Rubinstein.

LEY DEL SUS

ART. 5 (BENEFICIARIOS) | El inciso b de dicho artículo indica que son beneficiarias las personas extranjeras que no están protegidas por el subsector de la seguridad social de corto plazo, en el marco de instrumentos internacionales, bajo el principio de reciprocidad y en las mismas condiciones que las y los bolivianos, de acuerdo a la presente ley.

INCISO C |  Las personas extranjeras que se encuentran en Bolivia, no comprendidas en el inciso b) y que pertenezcan a los siguientes grupos poblacionales:

1. Mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta los 6 meses posteriores al parto.

2. Mujeres respecto a atenciones de salud sexual y reproductiva.

3. Niños menores de 5 años.

4. Mujeres y hombres a partir de los 60 años de edad.

5. Personas con discapacidades que se encuentren calificadas de acuerdo a normativa vigente.

EL 25 DE ESTE MES HABRÁ REUNIÓN EN SANTA CRUZ ENTRE AUTORIDADES DE BOLIVIA Y ARGENTINA

Santa Cruz será la sede de la reunión de cancilleres y ministros de Salud de Bolivia y Argentina para debatir el convenio de reciprocidad de salud que no se concretó desde el 2018, pese a la voluntad política expresada por las autoridades bolivianas. El encuentro está fijado para el 25 de este mes con la perspectiva de avanzar y evitar las discordias diplomáticas que se generaron en el último año.

“Con Bolivia seguro que terminamos en un acuerdo en base a la última videoconferencia con autoridades del sector de Bolivia y nos reuniremos en Santa Cruz, donde estaríamos casi encaminando un acuerdo que se hizo esperar. Así que lo más probable es que terminemos no cobrando nada (por atención médica) si llegamos a este acuerdo”, declaró el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid.

El cónsul boliviano en Jujuy, Nelzon Guarachi, dijo que la reunión será crucial para avanzar en el convenio de reciprocidad de salud en medio de las relaciones diplomáticas de ambos países que están bien, pese a hechos aislados como la protesta del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

“Las relaciones son de país a país, a través de las embajadas. Lamentablemente un gobernador, sin respetar a su Cancillería, envió una carta abierta y pidió reuniones, esa no es la ruta diplomática”, indicó. Al principio se había anunciado esa reunión para el 22 de este mes, pero al final las cancillerías decidieron acordar que sea tres días después en la capital cruceña.

PLANTEARÁN ATENCIÓN MÉDICA A CAMBIO DE GAS

Autoridades de la Gobernación de la provincia Jujuy (Argentina) plantean al Gobierno boliviano la provisión de gas natural para el funcionamiento de equipos médicos del hospital público Jorge Uro, ubicado en La Quiaca, a cambio de atención gratuita y otras prestaciones de salud en ese nosocomio para ciudadanos de Villazón y otras localidades de Potosí. La propuesta será ratificada en la reunión bilateral de cancilleres y ministros de Salud a realizarse en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, con el fin de ser incluida en el convenio de reciprocidad de salud.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el ministro de Salud de dicha provincia, Gustavo Bouhid, coincidieron en la necesidad de que se concrete este apoyo mutuo entre ambos países. “Hemos planteado la posibilidad de compensar, es decir, que les ofrezcamos lo que ustedes no tengan y ustedes nos ofrezcan lo que no tenemos. Así se tratará de aprovechar la fortaleza de uno y otro. Bolivia tiene gas y bienvenido sea la posibilidad de que nuestro hospital de frontera Jorge Uro reciba gas natural”, reafirmó Bouhid.

Según el Ministerio de Salud, en el hospital Jorge Uro, de La Quiaca, en la frontera con Villazón, se ofrece atención de consulta externa, tomografía, cirugía, atención de partos y otras prestaciones de salud. Además les permitirá a los profesionales médicos especializados ejercer el cargo en ese nosocomio jujeño convalidando su título profesional.

Las autoridades de la Gobernación de Jujuy (Argentina) desconocen el volumen de gas natural que requiere el hospital público de La Quiaca; sin embargo, los encargados del área de hidrocarburos definirán el asunto. YPFB envía gas natural a la ciudad fronteriza de Villazón mediante cisternas criogénicas desde la Planta de Gas Natural Licuado (GNL), en Santa Cruz, hasta la Estación Satelital de Regasificación para su posterior distribución a las redes domiciliarias, comerciales e industriales.

En Bolivia nadie se ha pronunciado sobre esta propuesta. Autoridades gubernamentales esperan conocer oficialmente dicho planteamiento antes de verter algún comentario, según se informó.



 




Notas Relacionadas



En esta nota