Mundo

La extraordinaria historia del hombre que pasó 17 años en la cárcel por un robo que cometió su doble (y que pide una indemnización millonaria)


El doble de Richard Anthony Jones es una persona casi idéntica a él, con que además comparte el nombre de pila. En 2017, en vista de nueva evidencia, el juez ordenó su liberación. Pero ahora este hombre que pasó 17 años preso por un crimen que no cometió exige una indemnización millonaria.

La extraordinaria historia del hombre que pasó 17 años en la cárcel por un robo que cometió su doble (y que pide una indemnización millonaria)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/09/2018

Perdió 17 años de su vida preso por un crimen que no cometió y ahora exige una compensación millonaria.

El estadounidense Richard Anthony Jones presentó esta semana en el Distrito Judicial de Kansas, Estados Unidos, una demanda en la que exige que le paguen US$1,1 millones por el error que cometieron al mandarlo a la cárcel por un robo ocurrido en 1999 y que él no cometió.

"Esta compensación es relativamente pequeña, dada la arbitraria condena que representan 17 años de encarcelamiento injusto", aseguran sus abogados en la petición.

En 2017 este hombre fue puesto en libertad, tras pasar casi dos décadas entre rejas, luego de que la justicia rectificara ante un escandaloso error: lo confundieron con otro hombre de un impresionante parecido físico.

"El señor Jones ahora le pide a este tribunal que reconozca oficialmente su inocencia, para que pueda cerrar este doloroso capítulo de su vida", dice la solicitud.

Luego del robo de un teléfono celular en el estacionamiento de un mercado Walmart en 1999, Jones fue identificado por testigos como el autor del crimen.

Pero el año pasado un juez anuló su condena después de que las fotos de los dos hombres fueran colocadas una al lado de la otra. Al ver las imágenes, los testigos originales del caso dijeron que no podían ver diferencias entre las dos personas.

Volver el tiempo atrás

Cuando fue condenado, Jones tenía 25 años y era padre de dos niñas pequeños. Hoy, tiene más de 40 y sus hijas tienen 24 y 19.

"Una buena parte de mi vida me fue arrebatada y yo nunca podré volver el tiempo atrás", afirmó en una entrevista este jueves.

"En aquella época, yo estaba tratando de ser responsable como padre. No era perfecto, pero era parte de sus vidas. Fue muy difícil estar en la cárcel, porque yo estaba acostumbrado a estar presente en la vida de mis hijas".

Jones supo de la existencia de su "doble" por comentarios de otros prisioneros, que se habían sorprendido por el parecido con otro hombre al que llamaban Ricky, quien también cumplía una condena.

Según su testimonio, encontrar una foto del otro hombre fue como "haber hallado una aguja en un pajar".

"No creo en la suerte, creo que fui bendecido", dijo Jones al diario local Kansas City Star el año pasado.

Jones contó que empezó a desesperarse y a creer que nunca sería liberado de la cárcel después de repetidos intentos de apelar contra su condena, de 19 años.

"Todas mis peticiones fueron denegadas, ha sido un duro camino", dijo.

Pero en 2015 les informó a los investigadores del Proyecto de Inocencia del Medio Oeste -un grupo que ayuda a presos injustamente condenados- sobre un hombre llamado Ricky de quien había oído hablar.

"Cuando vi la foto de mi doble todo cobró sentido para mí", aseguró.

Jones había sido condenado en base a declaraciones de testigos oculares.

No había pruebas físicas, de ADN o huellas dactilares que lo implicaran en el crimen.

Con su novia y su familia

Jones se convirtió en el centro de la investigación después de que un testigo escogiera su imagen de una base de datos de la policía tres meses después del robo.

Pero las autoridades no sólo descubrieron que el otro hombre tenía un gran parecido con Jones, sino que además vivía cerca de la escena del crimen en Kansas City, mientras que Jones residía lejos de allí.

Durante el juicio, los abogados de Jones argumentaron que su cliente estaba con su novia y su familia en el momento en que se cometió el robo en un parque.

Tras conocerse la nueva evidencia, uno de los abogados comentó que el equipo de defensores estaba "anonadado" por cuánto se parecían Jones y su doble.

También dijeron que los procedimientos de identificación de la policía fueron defectuosos.

Después de ser liberado, Jones dijo al Kansas City Star que ahora se estaba adaptando a la vida fuera de la cárcel y que sentía feliz de estar de regreso con sus hijos.

En aquel momento no se presentaron cargos contra su doble, al que se conoce sólo como Ricky, y quien también negó haber cometido el delito.

* Esta nota se publicó originalmente en BBC News Mundo el 12 de junio de 2017 y fue actualizada luego de conocerse la demanda de Richard Anthony Jones.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.