Mundo

Kanye West: el sorprendente monólogo del rapero estadounidense en la Casa Blanca que dejó a Donald Trump sin palabras


El presidente Donald Trump invitó a Kanye West el jueves a la Casa Blanca para discutir varios temas de actualidad, aunque el músico acabó soltando un monólogo que dejó a todos con la boca abierta.

Kanye West: el sorprendente monólogo del rapero estadounidense en la Casa Blanca que dejó a Donald Trump sin palabras
Escuchar el artículo Pausar Lectura

11/10/2018

Kanye West en la Oficina Oval
AFP
Kanye
West
protagonizó un momento bastante inusual en la Casa Blanca.

Fueron diez minutos en los que Donald Trump se quedó sin palabras.

El presidente de EE.UU. había invitado al rapero estadounidense Kanye West a la Oficina Oval de la Casa Blanca para hablar sobre la reforma del sistema de justicia, la industria manufacturera y la violencia de pandillas en Chicago.

Casa Blanca
AFP

Pero en lugar de tratarse de una conversación, lo que se vio fue un monólogo de 10 minutos del músico en el que habló de temas tan diversos como la política, el universo y su vida personal.

West también elogió a Trump, mientras este lo miraba en silencio, sentado detrás de su escritorio, ambos rodeados por un gran número de periodistas y fotógrafos.

Como en ocasiones anteriores, el rapero llevaba puesta una gorra roja en la que se leía "Make America Great Again" (Haz EE.UU. grande otra vez), el lema de campaña de Trump.

"Cuando cuando me puse la gorra, me sentí como Superman", aseguró West.

Donald Trump, Kanye West y Jared Kushner en la Oficina Oval.
Reuters
Donald
Trump
permaneció en silencio durante la intervención de West.

"Sabes, mi mamá y mi papá se separaron, así que no tuve mucha energía masculina en casa", explicó.

"Creaste un Superman, mi superhéroe favorito, hiciste una capa de Superman para mí", dijo el artista a Trump.

"Esta gorra me da poder de alguna manera", añadió.

"Hijo de p*"

West también se refirió a su diagnóstico erróneo de trastorno bipolar y aclaró que en realidad sufría de privación de sueño.

Incluso golpeó su puño en el famoso escritorio de la Oficina Oval y se refirió a sí mismo como "motherfucker" (hijo de puta).

Kanye West abrazando a Donald Trump en la Oficina Oval.
Reuters
West
se
mostró cariñoso con Trump.

Un periodista le preguntó a Trump si West podría ser candidato presidencial, y el mandatario respondió que "muy bien podría serlo".

Pero West descartó la opción: "Dejemos de preocuparnos por el futuro, lo único que tenemos es el hoy".

"Trump está en un viaje de héroe en este momento", agregó. "Tal vez Trump no esperaba que un loco hijo de p* como yo sea su seguidor", exclamó.

Nick Bryant, corresponsal de la BBC en Nueva York, aseguró que esta podría ser la primera vez que alguien decía "hijo de p*" durante un evento público en la Casa Blanca:

https://twitter.com/NickBryantNY/status/1050437001923764225

Trasel monólogo de West, Trump dijo que este había sido "bastante impresionante".

West respondió que las palabras le habían venido "del alma".

"Amo a este tipo", añadió el cantante, en referencia a Trump, y caminó detrás del escritorio para abrazar al presidente, que seguía sentado.

Las reacciones al monólogo de West no se hicieron esperar en los medios y en las redes sociales, y muchos comentaristas políticos no salía de su asombro de lo que acababan de presenciar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.