Mundo

De dónde viene el polvo interestelar hallado en la Tierra que es más antiguo que el Sistema Solar


Se trata de "granos exóticos" que fueron un componente esencial para la formación de estrellas y planetas. "Tenemos en nuestras manos los materiales iniciales que formaron los planetas hace 4.600 millones de años", señaló la autora principal del estudio.

De dónde viene el polvo interestelar hallado en la Tierra que es más antiguo que el Sistema Solar
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 6 días

Sobrevivieron en el espacio al menos 4.600 millones de años.

Y se encuentran en la Tierra.

Partículas recogidas en la parte superior de la atmósfera terrestre son más antiguas que el Sistema Solar, según un nuevo estudio.

Y este polvo interestelar ofrece importantes pistas sobre la formación de las estrellas y los planetas.

"Granos exóticos"

"Nuestras observaciones sugieren que estos granos exóticos constituyen polvo interestelar presolar que fue un componente esencial para la formación de planetas y estrellas", dijo la investigadora Hope Ishii, de la Universidad de Hawái y autora principal del estudio publicado en la revista de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, Proceedings of the National Academy of Sciences o PNAS.

"Tenemos en nuestras manos los materiales iniciales que formaron los planetas hace 4.600 millones de años", agregó la científica.

Los investigadores creen que las partículas llegaron a la atmósfera de la Tierra en un cometa.

El material a partir del cual se formó el Sistema Solar consistió en carbono, hielo y silicatos amorfos. Este polvo inicial fue destruido o reelaborado en el proceso de formación de planetas.

Pero los investigadores afirman que algunas partículas presolares sobreviven en cometas, cuerpos fríos constituidos por hielo, polvo y rocas.

Bajas temperaturas

Ishii y sus colegas usaron microscopios de electrones y de luz infrarroja para analizar la composición química de las partículas.

Cometa Halley
NASA
Los
científicos creen que las partículas llegaron a la atmósfera de la Tierra en un cometa.

En particular, los científicos se centraron en el estudio a escala nanométrica de partículas denominadas GEMS por sus siglas en inglés (Glass with Embedded Metal and Sulphides o vidrio incrustado con metal y sulfuros), que miden menos que la centésima parte de un cabello humano.

"La presencia de ciertos tipos de carbono orgánico en el interior y exterior de las partículas indica que estas se formaron a bajas temperaturas", señaló otro de los investigadores, Jim Ciston, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía de Estados Unidos.

"Esto significa que estas partículas sobrevivieron desde el momento anterior a la formación de los cuerpos planetarios en el Sistema Solar y proporcionan pistas sobre la química de esos antiguos bloques de construcción", agregó Ciston.

Algún tipo de material orgánico "pegajoso" puede haber causado la aglomeración de partículas sin necesidad de calor extremo y fusión, algo que con el paso del tiempo pudo conducir a la formación de planetas.

Para Ishii, estudiar el polvo interplanetario dejado por cometas "es un ejemplo de las investigaciones que pretenden satisfacer la necesidad humana de comprender los inicios de nuestro universo".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.