Mundo

Brexit: 5 escenarios que vienen tras la votación en contra del acuerdo del Brexit de Theresa May


La primera ministra británica, Theresa May, perdió una votación clave para su plan de salida de Reino Unido de la Unión Europea. ¿Qué sigue ahora? En BBC Mundo exploramos cinco posibles escenarios que se podrían dar en las próximas semanas en la historia del Brexit.


Brexit: 5 escenarios que vienen tras la votación en contra del acuerdo del Brexit de Theresa May
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/01/2019

Theresa May
Getty Images
Theresa May sufrió un revés en el Parlamento al perder la votación de su plan para el Brexit.

Incertidumbre, eso es lo que deja la estrepitosa derrota del gobierno de Theresa May en el Parlamento británico, que rechazó abrumadoramente este martes su acuerdo para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

La Cámara de los Comunes, con 432 votos en contra y 202 a favor, dijo no al pacto negociado por la primera ministra con Bruselas. La derrota fue histórica derrota. Desde la década de los 20 que un gobierno no perdía de manera tan contundente.

Además, el opositor Partido Laborista convocó a una moción de censura en el Parlamento para intentar acabar con el gobierno de May.



La votación, que tendrá lugar este miércoles, supone un obstáculo más en las negociaciones del Brexit que está programado para ocurrir el 29 de marzo.

May dijo que va a reformular su plan para ponerlo a votación en uno o varios intentos más.

Hay varios escenarios posibles que repasamos luego del resultado del martes en Londres.

1. Moción de censura



Luego de haber sido rechazado el acuerdo de May, los laboristas presentaron una moción de censura con la que pretenden derrocar a la primera ministra.

En el caso de Reino Unido, se trata de una moción que debe decir textualmente: "Esta Casa no tiene confianza en el gobierno de Su Majestad".

Si la mayoría de los diputados votan a favor de la moción, es decir, contra May, entonces comienza un periodo de 14 días para que se forme un nuevo gobierno.

Jeremy Corbyn
EPA
El líder de la mayoría opositora, Jeremy Corbyn, anunció la convocatoria a un voto de no confianza de May.

Esos 14 días son los que tiene el gobierno actual u alguna alternativa para ganar un voto de confianza.

Si pasan esas dos semanas sin que se forme gobierno, entonces se convocan elecciones anticipadas. Y para eso, la fecha más temprana posible para la elección sería 25 días hábiles después.



Pero si, como apuntan todos los pronósticos, May sobrevive la moción de confianza entonces se mantendrá en el poder.

Y con May en el poder, podría decidir volver a someter a votación el mismo acuerdo o alguno muy parecido.

Pero también se abren otras posibilidades.

2. Que no haya acuerdo (Brexit duro)

Si nada pasa, es decir, nada de nada, por defecto, entonces se da lo que llaman "Brexit duro": es decir, el 29 de marzo se consuma el divorcio entre Reino Unido y la UE sin que haya acuerdo sobre los términos en que eso se produce.

Aunque el gobierno probablemente querría aprobar alguna normativa para hacer menos traumática una salida de la Unión Europea sin acuerdo, pero eso no es estrictamente esencial.

Pub inglés
AFP
En Reino Unido se siguió la votación de este martes con gran expectación.

Los parlamentarios que no están contentos con la posibilidad de que no se llegue a ningún acuerdo derrotaron al gobierno el 8 de enero pasado, con una votación para limitar la capacidad del Tesoro para aumentar ciertos impuestos.

La medida se considera simbólica, ya que es probable que el Ejecutivo encuentre otras formas de recaudar dinero, pero es una indicación de que los parlamentarios intentarán detener que no haya acuerdo.

Un Brexit duro es la última opción en el panorama de Reino Unido.

3. Una renegociación exhaustiva

Ya que los parlamentarios votaron en contra del acuerdo, el gobierno podría ahora proponer una nueva ronda de negociaciones con la Unión Europea.

Aunque no bastaría realizar pequeños ajustes para que pueda pasar en una segunda votación.

Por el contrario, da lugar a una renegociación completa que llevaría algún tiempo y bien podría requerir una extensión del plazo del 29 de marzo, día previsto para que se consume la salida ya que es cuando se cumplen los dos años desde que el gobierno británico invocó el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea.

Con eso, buscarían retrasar el Brexit, ganando tiempo así para una renegociación.

Ilustración de un mapa de Europa
Getty Images
El 29 de marzo es la fecha fijada para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Esto requeriría dos pasos clave.

Primero, Reino Unido tendría que hacer una solicitud a la UE para esa extensión la cual se podría conceder, pero solo si todos los países de la UE están de acuerdo en eso.

Segundo, el gobierno tendría que presentar un instrumento legal para cambiar la definición de "día de salida" en la Ley de Retirada de la UE, lo que tendría que ponerse a votación de los parlamentarios.

Si la UE se negara a volver a entrar en las negociaciones, el gobierno tendría que buscar otra opción.

4. Convocatoria de elecciones generales

Theresa May, si pasa el voto de confianza, podría decidir que la mejor manera de salir del estancamiento sería celebrar una elección general anticipada.

Si obtuviera una victoria, ganaría respaldo político para su acuerdo. Pero se arriesga a perder el gobierno.

De hecho, la convocatoria de elecciones es algo que ha venido exigiendo reiteradamente el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, y que May ha repetido insistentemente que no va a hacer.

Además, no tiene el poder para convocar una elección por su cuenta.

Como en 2017, podría pedir a los parlamentarios que convoquen a una elección anticipada según los términos de la Ley de Parlamentos de Plazo Fijo.

Ilustración del Brexit
Getty Images
La Unión Europea podría aprobar o rechazar una extensión del día de salida de Reino Unido.

Dos tercios de los parlamentarios tendrían que apoyar la medida.

La fecha más temprana para la elección sería 25 días hábiles, pero es probable que fuera incluso más tarde, el primer ministro elegiría la fecha precisa.

Al igual que con el plan de "renegociación", este curso de acción también podría implicar una solicitud a la UE para extender el Artículo 50 de salida.

5. Otro referendo

El gobierno también podría optar por convocar otro referendo sobre el Brexit. Algo que tampoco puede suceder automáticamente.

Este tipo de consultas están reguladas por la Ley de Partidos Políticos, Elecciones y Referendos.

Parlamento británico
Reuters
La derrota sufrida por Theresa May es la peor para un gobierno británico en la historia moderna.

Y para convocarlo habría que determinar las reglas, entre ellas, a quién se le permitiría votar.

May descartó este martes la posibilidad de convocarlo pues considera que sería imposible ponerse de acuerdo siquiera en la redacción de la pregunta.

Pero incluso una vez fuera convocado, el referendo tampoco podría ocurrir inmediatamente. Tendría que haber un "período de referéndum" estatutario antes de que se lleve a cabo la votación.

Los expertos de la Unidad de Constitución de la University College of London sugieren que el tiempo mínimo para todos los pasos requeridos anteriormente es de aproximadamente 22 semanas.

Incluso si eso pudiera reducirse un poco, llevaría más allá de finales de marzo.

Con lo que sería necesaria una extensión de la aplicación del Artículo 50. Y así estaríamos de vuelta en el punto tres.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oCQTnZrwxtE&t=55s

https://www.youtube.com/watch?v=vtYdfXoK0W0