FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SOCIEDAD

Las mujeres tienen más diplomas, pero sueldos bajos y menos empleos

El nuevo estudio de la OCDE, que aglutina a 37 estados, revela que un 50% de las mujeres entre 25 y 34 años tiene título universitario, es decir, 12% más que en 2017

Las mujeres representan un porcentaje cada vez mayor de los titulados universitarios, pero eso no impide que sigan ganando menos que sus colegas varones y, de hecho, la brecha en ese nivel de estudios es más elevada, según un estudio anual divulgado ayer en París (Francia) por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), compuesto por 37 estados (no está Bolivia).

El informe Panorama de la educación 2018 revela que un 50% de las mujeres de 25 a 34 años tenían estudios universitarios en 2017, frente al 38% diez años antes, mientras que entre los hombres los porcentajes pasaron del 30% al 38%.

Pese a esos avances, la inserción femenina en el mercado laboral es significativamente menor, ya que mientras un 89% de los hombres con titulación universitaria trabajan, el porcentaje es del 80% en las mujeres.

Remuneración

Además, si se analizan las remuneraciones de los asalariados a tiempo completo, los sueldos de las mujeres con formación superior es solo un 74% del de los hombres con ese mismo nivel de formación. Esa brecha del 26% es superior incluso que la que se constata entre quienes solo han cursado hasta el bachillerato, del 22%, o entre quienes abandonaron antes los estudios, también del 22%.

Las mayores diferencias de remuneración (hasta el 35%) entre trabajadores y trabajadoras con titulación universitaria se dan en Chile, Brasil e Israel. Por el contrario, la brecha es inferior al 20% en Bélgica, España, Letonia, Luxemburgo, Eslovenia, Suecia, Turquía y Costa Rica (7%).

Los autores del estudio atribuyen esa brecha a “los estereotipos sexistas, las convenciones sociales y la discriminación contra las mujeres”, pero también a que hombres y mujeres no estudian las mismas carreras.

En la práctica, los varones se decantan por estudios mejor remunerados como la ingeniería, las industrias de transformación, las ciencias, las matemáticas o la informática, mientras que las mujeres, en las ciencias de la educación, las letras, las lenguas y las artes.

Según la OCDE, las personas que se quedan en el segundo ciclo de secundaria ganan en promedio únicamente un 65% de los que tienen un título universitario.

Además, la tasa de empleo de los universitarios es del 85%, frente al 76% para los que se han quedado en ese segundo ciclo de secundaria y por debajo del 60% para los que no son bachilleres.

Medido en términos financieros, la inversión en los estudios superiores es fuertemente rentable en términos individuales: los hombres dedican unos 52.500 dólares de media para obtener su diploma (41.700 las mujeres) y durante su carrera llegan a ganar 319.600 dólares (frente a 234.000).