FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SÉPTIMO DÍA

La historia detrás de la foto de Evo con ‘Micky’ y Rocha

Solo había una fotografía de Miguel Quiroga y Marco Antonio Rocha con el presidente Evo Morales. EL DEBER conoció los videos reveladores, inéditos, que ‘pintan’ la historia detrás de la imagen que desmintió al presidente, que afirmó no conocer LaMia

El 18 de noviembre de 2016, el avión de LaMia, con matrícula CP-2933, realizó uno de sus últimos viajes exitosos. Fue en el departamento de Beni, el vuelo fue de Trinidad a Rurrenabaque. Transportó a personeros del Gobierno, entre los que figuraban el presidente Evo Morales, el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, el gobernador de Beni, Álex Ferrier, y también el excomadante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Róger Tito Gandarillas, que era el director nacional de Aasana cuando, el 28 de noviembre de 2016, se estrelló el mismo avión en Colombia.

Ese 18 de noviembre LaMia había sido contratada por el Gobierno. Hizo el recorrido Trinidad-Rurrenabaque, donde se desarrolló un acto gubernamental y después regresó a Trinidad con toda la delegación.

VIDEO | Evo, Juan Ramón y Ferrier, en el interior del avión de LaMia

Esa vez la nave estuvo al mando del piloto Marco Antonio Rocha Venegas, acompañado de toda la tripulación, entre ellos el coronel y piloto Ovar Goytia, Miguel Quiroga Murakami, los asistentes de vuelo David Vacaflores, Álex Quispe, la azafata Ximena Suárez y otros.

Cuando el mundo se estremeció tras la noticia del siniestro del avión en Colombia, el presidente Evo Morales llamó a rueda de prensa en Palacio de Gobierno y afirmó desconocer de la existencia de la empresa LaMia.

VIDEO | Evo con su entonces ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana:

Sin embargo, la única fotografía que se conoció fue la que subió a su Facebook en vida Miguel Quiroga Murakami. En esa foto aparece él, el presidente Evo Morales y Marco Antonio Rocha justo en la puerta del avión cuando lo despedían en Trinidad, luego del viaje a Rurrenabaque.

Nadie imaginaba que existían videos dentro de la nave durante aquella operación aérea, pero EL DEBER tuvo acceso a tres de ellos, donde se puede ‘tejer’ la historia de aquella fotografía.

En uno de los videos se puede ver cuando se sacan fotografías, con el presidente y con Juan Ramón Quintana, y se observa a las azafatas llevando las maletas de los viajeros. Incluso se puede escuchar un ameno diálogo entre Morales, el exministro de la Presidencia y Ferrier.

En un segundo video, ya en Rurrenabaque, el gobernador Ferrier habla en presencia del jefe de Estado, gente del pueblo y algunas autoridades.

Ferrier en su discurso dice: “Ahí está, hemos llegado en un avión de 95 pasajeros, 42 toneladas, yo quiero volver a agradecer a la empresa LaMia, que está allá coronel, que nos ha brindado ese avión para venir con la delegación desde Trinidad, una empresa particular”.

VIDEO | El gobernador del Beni confirmando su llegada a Rurrenabaque en un avión de LaMia

En otro video, dentro de la nave, también hay un diálogo entre Quintana, el presidente, Ferrier y se observa a la azafata Suárez y a Gandarillas.

La última grabación lograda permite ver el arribo de la nave a Trinidad, de regreso de Rurrenabaque. Allí se puede observar a Evo agradeciendo a Marco Antonio Rocha por el vuelo y accede a sacarse la foto con él y Miguel Quiroga.

Además se puede escuchar una conversación antes que descienda de la nave Evo, en la que Rocha le dice al presidente: “Un placer volver a servirlo presidente, lo llevé a la Argentina dos veces, cuando era militar en aviones de la FAB”, le recuerda Rocha, ante la sorpresa de Evo.

En aquel vuelo estuvo el jefe de Estado acompañado por su exministro Juan Ramón Quintana

En busca de una línea regular

La gentileza de LaMia de realizar ese viaje para la delegación gubernamental formaba parte de una estrategia para buscar extender sus servicios y lograr la aprobación de sus operaciones regulares en Bolivia. Ese era uno de los principales objetivos, dejar de ser un taxi aéreo o chárter.

Sin embargo, en la práctica no se llegó a ningún acuerdo con el Gobierno, pese a las buenas intenciones expresadas durante el vuelo por las autoridades.

La empresa LaMia asimismo buscaba abarcar otras rutas en sus operaciones, como el mercado en Beni y en otras ciudades.

Rocha sostuvo que LaMia se quedó y murió con la categoría de chárter, licencia que le fue otorgada por la DGAC. Todos los planes se frustraron con el fatal accidente de 2016.

También fueron parte de la comitiva que llevó Rocha como piloto Ferrier y Gandarillas