FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SANTA CRUZ

'Los jueves de frater' levanta polvo en redes sociales

Un artículo de opinión publicado este domingo en EL DEBER, sobre una costumbre cruceña, causó controversia en redes. Aquí te mostramos algunas reacciones

Liliana Colanzi tocó algunas fibras íntimas de la sociedad cruceña y causó revuelo en redes sociales.

En un artículo de opinión publicado este domingo en EL DEBER, la escritora habla de los 'jueves de frater', ese espacio institucionalizado en el que los amigos se reúnen, solo entre hombres, una vez por semana.

"Tardé años en asumir las múltiples maneras en que el machismo me afecta a mí y a millones de mujeres", dice en una parte de su nota cuando menciona que las fraternidades son un lugar de "reafirmación y celebración de lo masculino".

"El patriarcado siempre busca formas de actualizarse. En Santa Cruz, en la generación de mis padres el 'viernes de soltero' fue un derecho inalienable de los hombres: el día a la semana en que se desentendían de toda obligación familiar y de pareja para darse el gusto de salir a divertirse sin ninguna restricción o consecuencia. Décadas después, el viernes de soltero se revistió de una bien ganada reputación de costumbre cavernícola y fue reemplazado por el 'jueves de frater', que viene a ser lo mismo pero realizado un día antes y con una denominación más respetable", afirma Colanzi.

La columna de Liliana Colanzi circuló en redes sociales este domingo y lunes y, al abordar una de las costumbres de la capital cruceña, provocó controversia entre usuarios.

Reacciones

"Yo no se de donde sale tanto odio, las mujeres pueden juntarse cuando quieran, acá no estamos en Arabia Saudita, vaya a esparcir su odio a otro lado. No creo que sea necesario darle palo a los hombres para crear conexiones sinceras de ayuda, apoyo y solidaridad entre mujeres", dice un post de Alejandro Guzmán en Facebook.

"Creo que no hay que satanizar a los fraternos, pero tampoco santificarlos porque no nos hagamos los opas y sabemos que la sociedad cruceña se rige por el machismo y es muy demostrable justamente en muchos "eventos" que se llevan a cabo en las fraters (sin generalizar)..." publicó Claudia Zamora en la misma red social.

"Me gustó el análisis, me gustó el relato, y sobretodo me gustó la propuesta final: "Y construir formas de organización y redes de solidaridad" (entre mujeres). 
No estoy de acuerdo con todo, especialmente la parte de que es una mentira patriarcal eso de que no hay amistad entre mujeres", escribió Simone Sy en su muro.

"Yo tengo jueves de frater, mi marido también lo tiene y me encanta, este artículo nos hace quedar una vez más de víctimas y ese papel a las cruceñas nos queda chico y es denigrante", escribió Alejandra Serrate.

Andrea Wenceslau, en Facebook, también se sumó al debate y escribió: "No lo veo mal. Ella no despotrica en ningún momento. Ella señala cómo difiere el jueves de frater de los juntes de mujeres con argumentos muy válidos. Hay que dejar de ofenderse con el feminismo".

En tanto, Paola Inofuentes salió en defensa de la autora: "La columna de @lilianacolanzi es linda, es honesta, es crítica, no ofende a nadie, sin embargo, algunas respuestas que recibe son violentas. Prueba también de que muchos hombres se sienten cómodos solo con el feminismo light, ese que no les cuestiona nada", publicó en Twitter.

 

 

"@lilianacolanzi algo muy bueno está haciendo usted para que a todos los machos les sangre su herida. ¡Mis respetos para usted!." escribió en la red de los 280 caracteres, Fabiola Rojas.

"Me siento tan identificada con lo que escribió Liliana Colanzi, sobre todo con eso de tratar de encajar con los hombres, porque el ser como las mujeres debían de ser me limitaba", publicó Katherine Siles en Twitter.

Sobre las críticas e insultos que recibió la intelectual cruceña, Álvaro Rivera escribió "esas reacciones de odio e insulto a @lilianacolanzi no hace más que darle la razón.. están utilizando sus redes de poder y solidaridad para curar su ego herido".

En tanto, la gestora cultural Paola Senseve dijo que "las verdades cuando se dicen, duelen y levantan polvito".

 

Lo que Liliana Colanzi dice en su artículo encuentra adeptos y críticos, pero algo dejaron en claro las redes sociales: nadie queda indiferente cuando se cuestiona una costumbre cruceña