FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SANTA CRUZ

Congreso concluye con cuatro grandes reformas en la Uagrm

Los congresistas aprobaron la no reelección de las principales autoridades; que las facultades se hagan cargo del examen de ingreso; que se asignen más recursos a la investigación y extensión; y que se transparente el uso de recursos en la campaña

Tras nueve días de debate, ayer concluyó el segundo congreso de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) con importantes reformas al estatuto orgánico y a la vida institucional y académica de la ‘U’, como la no reelección de sus principales autoridades, la desconcentración del examen de ingreso a las facultades, la asignación de más recursos a la investigación y a la extensión, y mayor transparencia en las campañas electorales.

El presidente del congreso, Rolando López, destacó el trabajo de los 180 congresales que, pese a los disensos en algunos temas, lograron aprobar grandes cambios en la estatal cruceña, que apuntan a una mejor calidad académica y a una mayor participación en la vida institucional.

Uno de los cambios es la no reelección al mismo cargo del rector, vicerrector, decanos, vicedecanos y jefes de carrera, que se gestó a partir de la propuesta presentada por la Comisión Jurídica Institucional.

Con una mayoría abrumadora se logró cambiar el artículo 35 del actual estatuto orgánico, el cual fue modificado por el Ilustre Consejo Universitario (ICU) y que favoreció al actual rector.

La congresista Sarah Gutiérrez, que apoyó la no reelección, indicó que se debía ser coherente en este aspecto, pues “si en la universidad (algunos grupos) se le dice no a la reelección del presidente (Evo Morales) cómo se iba a apoyar la repostulación de las autoridades universitarias”, expresó Gutiérrez.

La plenaria también aprobó que los candidatos que pugnen por algún cargo en la estatal cruceña presenten una declaración jurada de los recursos que manejan para las campañas electorales y cuáles son sus fuentes de financiamiento. Esto para evitar derroche de dinero durante la campaña y que esta sea más propositiva.

En el aspecto académico, el congreso dio luz verde a la asignación de un mayor presupuesto para hacer ciencia tanto por los docentes como por los estudiantes. Se quedó que el 5% de los recursos del soporte ordinario, además del 15% del IDH, se destinen a la investigación; además, que un 5% de los recursos de la ‘U’ sean asignados a extensión y que otro 5% del IDH vaya para la ‘empresa semilla’, es decir, para apoyar con financiamiento los proyectos o emprendimientos de los estudiantes. Actualmente solo el 2% del IDH se destina a investigación; mientras que a extensión, solo un 3%.

Para Peña, esta apuesta permitirá fortalecer los departamentos y laboratorios de ciencia para aportar con nuevos estudios e innovaciones, y poder hacer publicaciones internacionales en estos campos.

Otra de las reformas tiene que ver con la descentralización del examen de ingreso para estudiantes nuevos, que ahora será facultativo y planificado. Significa que las facultades se harán cargo de administrar y tomar las pruebas de ingreso. Además, se aprobó que deberán organizar cursos preparatorios para los postulantes. Las nuevas reglas del examen de ingreso deberán ser normadas por las facultades.

A referéndum

En lo que no hubo consenso, pues no se alcanzó los dos tercios de los votos, fue en el tema de la reelección de los delegados ante el Ilustre Consejo Universitario y si el rector debe o no presidir el órgano legislativo, como sucede en la actualidad, por lo que estos dos puntos serán dirimidos a través de un referéndum.

El argumento de los participantes de la Comisión Jurídica Institucional, como el abogado Roberto Capobianco, fue que la máxima autoridad de la universidad no puede ser juez y parte, tampoco se puede fiscalizar.

Este proceso deberá ser reglamentado por el ICU, que fijará los plazos y otras reglas. La Corte Electoral Permanente será la encargada de administrar el proceso.

El presidente del congreso indicó que las reformas al estatuto orgánico serán plasmadas en un documento que luego se hará llegar al rector, Saúl Rosas, para su promulgación y, a partir de ahí, entrará en vigencia. Se estima que esto lleve dos meses. “Lo importante es que más allá de uno de los temas medulares, como fue la reelección de autoridades, se han plasmado grandes cambios, pedidos por los estudiantes y docentes, como es el mejoramiento de la calidad. Esta universidad es una institución académica y se necesitaba apuntar a este aspecto”, dijo Peña.