FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SANTA CRUZ

Alcaldía acusa dos motivos para no reabrir la avenida Grigotá

El acecho de los comerciantes informales y los obstáculos de vecinos y comerciantes para que la Alcaldía coloque los contenedores de basura, serían las causas

Dos motivos impiden que se reabra al tráfico vehicular la avenida Grigotá, entre el primer y segundo anillo: la presencia de informales y la resistencia de los vecinos, así lo informó el secretario de Movilidad Urbana del gobierno municipal capitalino, Rolando Ribera.

Dentro de lo que viene a ser la presencia de los comerciantes ambulantes, se ha evidenciado un constante acecho de los comerciantes informales para asentarse en las calles y aceras de esa avenida y de otras calles del antiguo mercado La Ramada, al extremo que días atrás se enfrentaron con palos y piedras a los guardias municipales.

Ribera recordó que la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, tuvo que marchar hacia el Comando de la Policía Departamental para pedirle al coronel Alfonso Siles que intervenga y retire a los comerciantes ambulantes.

Así luce la avenida Grigotá:

En lo que viene a ser la segunda causa, Ribera apunta a los vecinos y comerciantes que se resisten a que el gobierno municipal pueda colocar los contenedores de basura a lo largo de la Grigotá.

Comentó que en una reunión anterior se acordó con los dirigentes vecinales y gremiales que se colocarían al menos cinco contenedores de basura, uno de ellos en la calle Muchirí, otro en la Sutós y otro en la Amboró; sin embargo, esto no se está cumpliendo ya que ahora estas personas no lo permiten.

A modo de ejemplo, Ribera comentó que un contenedor de basura colocado por Emacruz anoche (lunes) en la avenida Grigotá amaneció dos cuadras más lejos. "La avenida Grigotá amaneció repleta de basura y eso daña la señalización que se ha hecho en esa vía. Mientras no permitan que el gobierno municipal coloque los contenedores, no abriremos la avenida", expresó el funcionario.

También puedes leer:

El secretario municipal pidió también a los dueños de los almacenes y tiendas que funcionan en La Ramada, que no oculten la mercadería de los comerciantes informales. Asimismo, instó a la población a no comprar productos que son vendidos en la calle o vías públicas. 

Consultado sobre  ultimátum  que dan los comerciantes de los negocios de la Grigotá que insisten en que se abra la avenida, Ribera expresó que estos deben respetar y someterse a las leyes.