FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
PARA ELLAS

Papá moderno apoya más

Reafirmando la relación. La sicóloga Lorena Hoyos comparte las tres llaves fundamentales en la conexión padre-hijo en el siglo actual, que te ayudarán a educar en la era de la tecnología y en la paternidad equilibrada

No hay nada que un padre de-see más que el bienestar de sus hijos, poder influir en ellos y ayudarlos a crecer con las herramientas suficientes ante un mundo que es cada vez más difícil y complicado.  Por eso la sicóloga Lorena Hoyos explica cómo hacerlo y lo resume en tres puntos. Tome nota.

1. La llave para educar en la era de la tecnología.

Las épocas van pasando y las nuevas tecnologías traen una nueva visión de cómo es el mundo. 

Datos de un estudio realizado por el Instituto para la Seguridad Familiar Online (FOSI, por sus siglas en inglés) obtuvo el resultado de que el 55% de padres permitían el uso de redes sociales a hijos menores de 12 años. Un dato preocupante, dado a que estas redes sociales exponen a los niños a contactarse con personas malintencionadas.

Otros estudios realizados por Jhon Macdowell, especialista en sexualidad, declaran que el 30% de los niños que utilizan el internet entran en contacto con la pornografía. Para obtener grandes resultados en la educación los padres deben estar atentos al uso de la tecnología, ya que a través de ellas sus hijos pueden adquirir materiales que dañarán el desarrollo normal de su personalidad. La restricción de ciertas páginas por internet, o el uso de la internet en sitios donde cualquier persona pueda ver lo que el hijo está haciendo, son algunas precauciones que los padres actuales pueden tomar en cuenta para cuidar a sus hijos.

2. La llave para los papás millennials

Escuchando hablar a un niño me percaté de que él se sentía preocupado por la desunión que puede causar la tecnología en esta época. Este niño expresaba cómo el televisor podía mantener a la familia en un mismo lugar, pero sin que ellos puedan compartir.

El padre al ser  una persona influyente en la familia, debe ser el promotor para crear espacios y tiempos en los cuales los hijos, la esposa y toda la familia puedan expresar sus sentimientos y pensamientos.

En esta edad moderna, la tendencia a atender el celular, no es solo de los hijos, sino de los padres. Los resultados a largo plazo de la unión familiar son indiscutibles. Cuando los padres están dispuestos a dejar las nuevas tecnologías para estar con sus hijos, están invirtiendo en lo más valioso, tiempo de calidad con sus hijos. Está comprobado que tanto los niños como los adolescentes están más dispuestos a escuchar a sus padres cuando hay una conexión fuerte entre ellos. Esta conexión en la relación crece al pasar tiempos juntos y al compartir sin miedo a ser juzgados sus pensamientos y sentimientos. 

3. La llave para la paternidad equilibrada en este siglo  

Podemos ver a través de las diferentes generaciones, cómo la visión del padre en el hogar va cambiando y hacen de él cada vez más un ser admirable. ¿Cómo desempeñar este rol de padre en esta época trayendo repercusiones positivas tanto en la esposa como en los hijos? Los baby boomers (1946 – 1964): Las personas que en la actualidad tienen entre 50 y 68 años. Habían vivido la incorporación de la mujer en la vida laboral. Lo cual trae un nuevo diseño de las funciones familiares. Aquí la mujer se ve dividida entre el trabajo y las tareas del hogar. El padre es visto como la persona más responsable del sustento económico.

Para la generación  millennialls (1979 – 1996) los que tienen en la actualidad entre 18 y 35 años. En esta etapa las mujeres no están dispuestas a renunciar a su desarrollo profesional. Lo que involucra a los padres en las tareas del hogar de una manera más profunda. Una era en la que los padres se involucran mucho más con las funciones y tareas de la casa. Un papá que tiene sus días y roles de aseo en el hogar. Un padre moderno amador de su esposa e hijos. Una era donde la visión de familia y roles cambian rotundamente, como un gran desafío.