FACEBOOK TWITTER WHATSAPP

Cara a cara...

Es mejor estar preparados que desguarnecidos ante los riesgos de desastres. Aunque Santa Cruz no es una zona sísmica ni jamás sufrió una catástrofe, decenas de ciudadanos vivieron ayer un susto en la mañana por un temblor que movió algunos de los edificios más altos de la capital cruceña. El epicentro del movimiento telúrico fue localizado en Postrervalle, donde por fortuna no se produjeron grandes daños humanos ni físicos. En la ciudad hubo evacuaciones de algunas grandes infraestructuras que parecen seguir los protocolos de seguridad, más que otras. El hecho generó la inquietud de establecer espacios más permanentes en el año de formación ciudadana para las emergencias. Sería pertinente practicar los simulacros respectivos y hacer una inspección general de casas y edificios para que reúnan las condiciones mínimas de seguridad.

El presidente español Pedro Sánchez empezó su visita a Bolivia. No vino por afinidades ideológicas ni a apoyar a Evo Morales en un momento de críticas a la intención de una nueva reelección, como insinuaron algunos. Los dos Estados tienen una agenda de varios temas de interés común, al margen de la coyuntura que enfrenta cada mandatario o de la posición política que defienden. El socialista Sánchez visita a otros dos presidentes en América de posición conservadora.

Primarias, pero siempre y cuando Evo Morales respete el referéndum del 21-F, considera la oposición. El MAS insiste en la reelección. Posiciones irreconciliables que solo se resuelven con el apego estricto a la norma.