FACEBOOK TWITTER WHATSAPP

... Cara a cara

Una desagradable sensación nos deja comenzar la semana respirando aire contaminado por el humo de las quemas y chaqueos. Menos agradable debe ser para los visitantes que llegan por primera vez a la ciudad en el mes de Santa Cruz y de la Expocruz, y que se encuentran con que la frase “el cielo más puro de América” termina siendo un enunciado falaz de nuestro himno. No podemos ver de palco el problema, que se agudiza por las faltas de lluvias y las altas temperaturas. La naturaleza pasará una alta factura a nuestra alarmante complacencia.

Otra desagradable sensación nos deja la basura esparcida por calles y avenidas de la capital cruceña en el mes de su cumpleaños. No sabemos plenamente si el servicio de aseo tiene la eficiencia que esperamos. De lo que sí estamos seguros es que son muchos los malos ciudadanos a los que no les importa botar bolsas y otros desperdicios donde les da la gana, sin que nadie los frene. Al menos en septiembre, intentemos todos juntos tener una ciudad limpia y amigable

Igual de desagradable es ver que se sigue colocando en el centro de la bandera cruceña el escudo, en una penosa distorsión de nuestros símbolos. Peor es ver que algunas de las instituciones locales refuerzan esa distorsión al colocar en sus mástiles la verde y blanco con el escudo, sin el mínimo cuidado de este detalle.

También es desagradable encontrarse en la lectura del diario con la insensible frase del venezolano Diosdado Cabello sobre la migración de sus sufridos compatriotas. “Lo hicieron por moda”, dijo el polémico ‘chavista’. Qué peligroso es tener en el poder a estos personajes de un mundo cada vez más loco.