FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

Un candidato brasileño promete el indulto a Lula si gana elecciones

Guilherme Boulos, líder de los Sin Techo, recordó en la entrevista emitida en la noche de este jueves que el indulto es una figura prevista en la Constitución brasileña que sirve "para corregir errores de la Justicia"

Guilherme Boulos, candidato a la Presidencia de Brasil, prometió en una entrevista con la emisora Record que, si gana las elecciones, concederá un indulto penal al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción desde abril pasado.

Boulos, líder de los Sin Techo, el movimiento social más combativo de Brasil, recordó en la entrevista emitida en la noche de este jueves que el indulto es una figura prevista en la Constitución brasileña que sirve "para corregir errores de la Justicia".

"El caso del expresidente Lula, desde mi punto de vista, es el caso de una condena injusta. Entonces, sí, daría el indulto", aseguró el candidato por el izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

Boulos, a quien las encuestas le otorgan apenas un 1% de las intenciones de voto, puso como ejemplo Estados Unidos, donde "alguien que está en el corredor de la muerte y se descubre que fue injustamente condenado", puede ser puesto en libertad por el presidente del país.

Lula, quien también es candidato para los comicios pese a estar virtualmente inhabilitado, cumple una condena de 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero desde el pasado 7 de abril, cuando ingresó en una celda de la sede de la Policía Federal, en la ciudad de Curitiba (sur).

El exmandatario fue condenado en un caso relacionado con las corruptelas destapadas en la petrolera estatal Petrobras y acumula además otras cinco causas penales en la Justicia, la mayoría por sospechas de corrupción.

No obstante, el exsindicalista pretende presentarse a las elecciones presidenciales del próximo octubre y ya ha sido registrado como candidato por el Partido de los Trabajadores (PT), a pesar de su encarcelamiento y de estar prácticamente inhabilitado.

De acuerdo con la legislación electoral brasileña, los condenados en segunda instancia, como es el caso de Lula, están impedidos de postularse a cualquier cargo electivo, si bien la decisión final está en manos del Tribunal Superior Electoral, que tendrá que pronunciarse en las próximas semanas.

La campaña electoral en Brasil, la más incierta y corta de su historia, empezó este jueves en las redes y las calles del país con la mayoría de los candidatos pidiendo el voto en diferentes actos, menos Lula, que tuvo que conformarse con publicar, a través de sus asesores, mensajes en redes sociales.