FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

Puigdemont renuncia a ser presidente de Cataluña

Puigdemont dirigió un mensaje en el que justifica su decisión de renunciar en que pretende favorecer que las instituciones catalanas sean "restituidas" a los ciudadanos

El expresidente de la región de Cataluña Carles Puigdemont anunció el jueves que retira "provisionalmente" su candidatura a la reelección para ese cargo y propuso en su nombre a Jordi Sánchez, número dos de su lista electoral y en prisión preventiva por sedición.

Además el político independentista, prófugo de la Justicia española, dijo que un equipo de abogados internacionales ha presentado hoy en su nombre "una demanda contra el Estado español ante el Comité de los Derechos Humanos de Naciones Unidas", para denunciar la "violación" de sus derechos.

Explicó que con esta acción legal pretende denunciar la "violación" por parte del Estado de la "Declaración Universal de los derechos humanos y la Carta de los Derechos Civiles y Políticos".

A través de varias redes sociales, Puigdemont dirigió un mensaje en el que justifica su decisión de renunciar en que pretende favorecer que las instituciones catalanas sean "restituidas" a los ciudadanos.

 

Sánchez está en prisión preventiva desde el 16 de octubre por decisión de un juez del Tribunal Supremo que le investiga por un delito de sedición.

El 30 de octubre Puigdemont huyó a Bruselas, junto a varios de los antiguos consejeros de su Gabinete (cesado tres días antes por orden del Gobierno español), donde elude la acción de la Justicia por los presuntos delitos de rebelión y sedición vinculados a su papel en la promoción de un proceso independentista en Cataluña.

Desde la capital belga emitió ese mensaje en el que hace patente su renuncia "provisional" y pide al presidente del Parlamento autonómico que haga una nueva ronda de contactos para proponer un candidato a encabezar el Gobierno regional.

La decisión de Puigdemont tiene lugar después de que la mayoría independentista que controla el Parlamento regional (setenta escaños de 135) haya aprobado hoy una resolución en la que criticó lo que considera ilegalidad de la destitución del anterior Ejecutivo catalán y reivindicó el referéndum inconstitucional de "autodeterminación" que tuvo lugar el 1 de octubre pasado.

Semanas después de esa consulta, plagada de irregularidades y en la que hubo varias cargas policiales que trascendieron a los medios internacionales, el "Parlament" aprobó una declaración unilateral de independencia ilegal.