FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

Mahmoud Alwani: “Bolivia es clave para las relaciones de Palestina con América Latina”

En septiembre se abrirá en La Paz la primera embajada de Palestina en Bolivia. Mahmoud Alwani cuestiona la actitud de Paraguay y Guatemala de abrir sus sedes en Jerusalén

Mahmoud Alwani es parte de la generación que nació en el exilio palestino debido a la represión israelí. Su familia se tuvo que refugiar en el sur del Líbano. Allí nació y desde allí luchó durante años por la independencia plena de Palestina. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) lo ha designado embajador en Bolivia y acaba de presentar sus cartas credenciales ante las autoridades bolivianas. Así habló con EL DEBER.

¿Qué significa la apertura de una embajada de Palestina en Bolivia?

Es una demostración de la sintonía y el cariño que tiene el pueblo de Palestina con los bolivianos. Admiramos y agradecemos al Gobierno del presidente Evo Morales por su respaldo a la causa palestina en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Allí, Bolivia se enfrentó directamente a Estados Unidos, la primera potencia del mundo, pese a que este respaldo tiene un costo muy alto para los países del Tercer Mundo. A pesar de ello, Bolivia ha querido jugar este papel principal a favor de la causa justa del pueblo palestino y es clave para las relaciones de Palestina con América Latina. El objetivo fundamental de nuestra embajada es estrechar las relaciones entre ambos países. Además, necesitamos estar cerca los descendientes de palestinos que hoy viven en Bolivia. Para septiembre está prevista la apertura del edificio de embajada palestina en la ciudad de La Paz.

O sea que va a vivir en la altura de La Paz…

(Sonríe) Así es, vamos a vivir en la altura porque allí radican todas las embajadas con representación en Bolivia. También tenemos prevista la apertura de un consulado de Palestina en Santa Cruz de la Sierra teniendo en cuenta la gran población de descendientes palestinos que viven aquí. Unos 15.000 bolivianos son de origen palestino, de los cuales unos 5.000 viven en Santa Cruz. Ellos son nuestros embajadores. La migración palestina no vino para llevarse el dinero, sino para aportar a esta sociedad en la construcción del bienestar de este país. Ellos se han integrado plenamente en Bolivia y esto nos honra como palestinos.

¿Tienen el mismo respaldo en América Latina?

El último país en reconocer el Estado palestino ha sido Colombia. América del Sur reconoce casi plenamente a nuestro estado. Lo único que esperamos es que el Gobierno de Paraguay pueda trasladar su embajada desde Jerusalén a su sitio en Tel Aviv. La postura que han adoptado Paraguay y Guatemala de trasladar sus embajadas a Jerusalén viola el Derecho Internacional y la Carta de los Derechos Humanos, porque esta es una ciudad ocupada por Israel. Jerusalén es la futura capital del Estado palestino. Si el mundo entero está buscando un proceso de paz que tenga éxito para que haya tranquilidad en Oriente Medio tiene que ser justa y duradera. Esto no se va a lograr si no se cumple la Resolución 242 del Consejo de Seguridad donde se puede construir un Estado palestino en los territorios ocupados de 1967 con su capital en Jerusalén Oriental.

¿Cómo piensa que deben ser las relaciones entre la ANP y el Gobierno de Evo Morales? ¿Está prevista una visita de Morales a Palestina?

Buscamos estrechar las relaciones boliviano-palestinas a nivel de Gobiernos, instituciones y pueblos. Hoy no hay condiciones para una visita de Estado. Cuando tengamos nuestro estado plenamente libre y soberano, desde luego, habrá visitas oficiales. En ese contexto, esperamos la apertura de una embajada de Bolivia en Palestina. El problema es que Israel controla todas sus fronteras terrestres, marítimas y aéreas. Para entrar a Palestina se necesita una autorización israelí. Por eso, hoy no tenemos la libertad para recibir a autoridades porque Israel pone muchas trabas. Hasta nuestro presidente de la ANP, si quiere viajar, necesita una autorización del Estado israelí.

¿Cómo están las negociaciones de paz con Israel?

Congeladas. Vivimos una situación muy tensa por la decisión de Israel de avanzar con sus asentamientos humanos en territorios palestinos. En Cisjordania, que tiene una extensión de 350 kilómetros cuadrados, hay unos 650 puestos de control militar. Por eso, las ciudades palestinas están incomunicadas entre sí. No vamos a tener paz si no se respeta el derecho internacional. La paz debe ser justa, si no no puede perdurar en el tiempo. La paz israelí es legalizar la ocupación ilegal de nuestros territorios. Bajo ningún concepto, nosotros no nos vamos a rendir ni vamos a renunciar a nuestros derechos. Queremos una Palestina libre, democrática, laica y soberana.

REPRESENTANTE PALESTINO

Mahmoud Alwani nació en el campamento de refugiados Einelhelweh, en el sur del Líbano. Tiene 60 años y tiene una amplia trayectoria diplomática.