FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

Israel bombardea posiciones iraníes en Siria y causa alarma internacional

La ONU y varios países pidieron distensión a las partes. Israel demanda que Irán retire su presencia militar en Siria. La tensión crea el peligro de una guerra abierta entre los dos países enemigos en territorio sirio 

Israel llevó a cabo decenas de ataques aéreos mortales contra infraestructuras supuestamente iraníes en Siria ayer por la madrugada, en represalia por disparos de cohetes contra sus posiciones en el Golán, en una escalada de tensión que alarmó a la comunidad internacional.
Estos disparos de cohetes, atribuidos a Irán, son los primeros contra posiciones israelíes en el marco de un enfrentamiento de varias décadas entre los dos países enemigos. La respuesta israelí fue de una fuerza excepcional en suelo sirio desde el comienzo de la guerra civil en ese país en 2011.

Los ataques nocturnos israelíes mataron a por lo menos 23 combatientes -cinco soldados sirios y 18 extranjeros-, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), una oenegé con una amplia red de corresponsales en Siria. Nada permite, por ahora, determinar si se trata de un ataque puntual o del inicio de una escalada militar en un contexto de fuerte tensión tras varios ataques israelíes contra intereses iraníes en Siria.

Preocupación internacional
En un momento de gran tensión en la región tras el anuncio por el presidente estadounidense Donald Trump, de la retirada de su país del acuerdo nuclear con Irán, los ataques israelíes marcan "una nueva fase" en la guerra que devasta a Siria desde hace siete años, clamó el régimen del presidente Bashar al Asad.

"La escalada de las últimas horas nos muestra que es realmente una cuestión de guerra o paz", advirtió, preocupada, la canciller alemana, Angela Merkel. Rusia, poderoso aliado del régimen de Al Asad, puede jugar un papel importante en esta crisis.

 Moscú precisamente afirmó haber contactado a todas las partes y haber pedido "contención".

 Sin sorpresas, desde Washington, la Casa Blanca denunció "ataques provocadores" de Irán y reafirmó el "derecho de Israel a actuar para defenderse".

 El Gobierno alemán denunció una "grave provocación" de Irán, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, llamaba "a la distensión".

Más de 70 misiles 

Israel llevó a cabo una de sus mayores operaciones militares de los últimos años y el mayor ataque aéreo de este tipo contra objetivos iraníes. La operación apuntó a las posiciones desde las cuales horas antes se habían disparado los cohetes contra el Golán y a instalaciones de los servicios de inteligencia y de logística iraníes en Siria.

Según el ministerio ruso de Defensa, el Ejército de Israel utilizó 28 aviones, disparó 60 misiles aire-tierra y más de diez misiles tácticos tierra-tierra desde territorio israelí. Las posiciones israelíes en los Altos del Golán sirio, ocupado por Israel, habían sido blanco de una veintena de cohetes de tipo Fajr o Grad. Fueron lanzados después de medianoche por la brigada iraní Al Qods, la fuerza encargada de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, cuerpo de élite iraní. Los disparos no causaron víctimas israelíes.

Estado de alerta elevado
Algunos misiles israelíes golpearon bases militares, un depósito de armas y un radar militar. El director del OSDH indicó que los misiles lanzados por el Ejército israelí habían alcanzado bases que al parecer pertenecen "al Hezbolá libanés, al suroeste de la ciudad de Homs, y Maadmiyat Al Sham, al oeste de Damasco, donde se encontraban combatientes iraníes y del Hezbolá y de la 4.ª brigada" del Ejército sirio.  

Israel, que en los últimos meses atacó objetivos de Irán en territorio sirio, estaba preparado para represalias iraníes desde Siria, en particular para disparos de misiles. El país está en "estado de alerta elevado" y los habitantes del Golán están atentos a las informaciones del mando militar de la zona.