FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

Huracán Florence amenaza la costa sureste de EEUU

El ojo de Florence, que se encuentra 985 kilómetros al noreste del norte de las islas de Sotavento (Antillas Menores), puede impactar en las costas de las Carolinas, en el sureste de EE.UU., la madrugada del próximo viernes

El huracán Florence y las tormentas tropicales Isaac y Helene prosiguen este domingo su avance en aguas del Atlántico, la primera de ellas con posibilidad de impactar las costas del sureste de EE.UU. como huracán de categoría mayor, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El ojo de Florence, que se encuentra 985 kilómetros al noreste del norte de las islas de Sotavento (Antillas Menores), puede impactar en las costas de las Carolinas, en el sureste de EE.UU., la madrugada del próximo viernes, de acuerdo con un boletín del centro meteorológico.

Con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, Florence se intensificó en las últimas horas y se convirtió en un huracán, tras lo cual tendrá un rápido fortalecimiento hasta alcanzar el lunes a ser un ciclón de categoría mayor, es decir por encima de la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson. "Se espera que siga siendo un huracán mayor extremadamente peligroso hasta el jueves", añadió el CNH.

Florence, que por el momento se ubica en aguas abiertas del Atlántico y no representa peligro para zonas pobladas, se desplaza a 9 kilómetros por hora con dirección oeste, trayectoria que mantendrá a lo largo de hoy para en los días sucesivos dar un giro hacia el oeste-noroeste.

"En la trayectoria prevista, el centro de Florence se moverá sobre el suroeste del océano Atlántico, entre las Bermudas y las Bahamas, el martes y el miércoles, y se acercará a la costa sureste de EE.UU. el jueves", indicó el CNH, con sede en Miami.
 El otro ciclón en la mira de los meteorólogos, Isaac, formado el sábado, se ubica 2.370 kilómetros al este de las islas de Barlovento, también en las Antillas Menores, y por ende no se han emitido avisos ni advertencias para zonas costeras.

No obstante, los pronósticos preliminares prevén que este ciclón atraviese ese conjunto de islas como un huracán hacia el jueves de la próxima semana.
 Isaac, la novena tormenta en la actual temporada de huracanes en el Atlántico, se mueve hacia el oeste a 15 kilómetros por hora y arrastra vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, aunque se espera se intensifique hasta convertirse en huracán entre esta noche y el lunes, según el CNH.

La tercera tormenta activa, Helene, tiene en alerta a las autoridades de las islas de Cabo Verde al ubicarse 190 kilómetros al sursuroeste del extremo sur de ese archipiélago, donde desde hoy empezarán a registrarse fuertes lluvias y vientos.
 Con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, Helene puede convertirse en un huracán hoy mismo, de acuerdo con el CNH, que señala que esta tormenta se desplaza hacia el oeste a 20 kilómetros por hora.
 Las islas de Santiago, Fogo y Brava de ese archipiélago continúan bajo aviso de tormenta tropical.

Los meteorólogos estadounidenses pronosticaron el pasado 9 de agosto una temporada de huracanes en el Atlántico un 60 % por debajo de lo normal.
 El pronóstico de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de ese país prevé cinco huracanes en la cuenca del Atlántico y solo uno de ellos de las categorías más destructivas.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico se han formado nueve tormentas tropicales, de las cuales Beryl, Chris y Florence se convirtieron en huracanes.