FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MEDIDA

Chile quiere gravar con tasa de 10% a Netflix y Spotify

Se busca que compitan "en igualdad de condiciones" con las empresas tradicionales. La norma las obligará a establecerse en el país mapochino y tributar. 

El Gobierno chileno dijo este miércoles que buscará gravar con una tasa del 10% las operaciones de Spotify, Netflix y otras compañías digitales, en el marco de una nueva reforma tributaria.

La medida no afectará las operaciones de empresas de transporte como Uber y Cabify, que serán reguladas en un proyecto de ley -actualmente en el Congreso- que las obliga a establecerse en el país y pagar impuesto a la renta.

"Se grava con tasa de 10% los servicios digitales que presten plataformas extranjeras y que se utilicen en Chile por usuarios personas naturales", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, al explicar este miércoles los términos de una nueva reforma tributaria anunciada la noche anterior por el presidente Sebastián Piñera.

Este tributo "no afecta al transporte de pasajeros, porque esas empresas, según la ley conocida como 'Ley Uber', establece que deben establecerse en Chile, por lo tanto van a pagar impuesto a la renta", agregó el ministro.

Te puede interesar | Top 5 de documentales en Netflix para aprender economía

El gobierno había anunciado el impuesto a las plataformas digitales el 22 de junio pasado, pero no había entregado detalles hasta ahora. Al hacer el primer anuncio, se dijo que lo que se buscaba era que compitan "en igualdad de condiciones" con las empresas tradicionales.
 Esa vez, además de Netflix y Spotify, se mencionó que el nuevo tributo alcanzaría también las operaciones de Airbnb (en servicio de alojamiento) y todo el comercio digital como Amazon y AliExpress.

Hoy, plataformas como Uber, Netflix y Spotify no tributan en Chile debido a que no poseen un establecimiento permanente en el país. De tenerlo, pagarían impuesto a la renta por sus ganancias e IVA (19%) por sus operaciones. Empresas de transportes como Uber y Cabify ni siquiera son legales en el país, donde sus actividades están prohibidas mientras en el Congreso se tramita un proyecto de ley para regular sus operaciones.

La normativa anunciada por Piñera contempla, además, el fin de las boletas (facturas) de papel.