FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MUNDO

9 días en una cueva sin comida: la supervivencia de 12 niños tailandeses

Un equipo de fútbol está atrapado en una cueva inundada. Esta crónica relata su desaparición y operativo de búsqueda

Doce niños de un equipo de fútbol en Tailandia y su entrenador fueron de excursión el 23 de junio a una cueva, dejaron sus bicicletas en la entrada y nunca más salieron a la superficie.

La historia que tuvo en vilo al país por nueve días ocurrió en una cueva inundada del parque nacional de Chiang Rai. Decenas de rescatistas locales y extranjeros, incluyendo un equipo de buzos de la Armada y varios expertos en cuevas, intentaron localizar a los chicos de entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 25.

En los primeros días de búsqueda, los rescatistas encontraron bolsas y sandalias dentro de la cueva. Las aguas, crecientes y subiendo el nivel de zonas donde entonces solo se puede acceder bajo el agua, forzaron a suspender por horas el operativo, señala el portal Gizmodo en una crónica sobre los nueve días de búsqueda. 

Imágenes del operativo de búsqueda (Foto: Gizmodo)

El tercer día, una noticia arroja algo de esperanza: encontraron huellas de manos alrededor de una pared de la cueva, lo que indicaba que estaban cerca. Los equipos de rescate comenzaron a utilizar bombas para sacar el agua.

Entonces, según los buceadores profesionales que conocen la zona, “si los niños han ido demasiado lejos, la inundación del otro lado podría estar llegando hasta donde se encontraban. El problema es de 3 kilómetros, donde hay un gran charco de agua cada vez más alto".

El ministro del Interior tailandés, Anupong Paochinda, alertó que tiempo se acababa: “Trataremos de buscar otras formas de rescate submarino, porque el tiempo corre”.

Imágenes del operativo de búsqueda (Foto: Gizmodo)

El viernes pasado seguían sin noticias del grupo, y el sábado se cumplía una semana sin agua y sin comida, eso sin contar las condiciones y humedad que pasaban en el interior de la cueva. Ese día, Australia también despliega un equipo de expertos de especialistas en rescates en cuevas.

Al día siguiente, la operación de rescate internacional, incluidos los SEAL tailandeses, junto con expertos de al menos seis países, trató por todos los medios de llegar a una cámara grande y profunda, una zona conocida como playa de Pattaya, donde se cree que se refugiaron los desaparecidos.

Y así llegamos al día que todos estaban esperando: este lunes encontraron al equipo a unos 396 metros de distancia de un área elevada dentro de la cueva. Todos vivos. Aquí vemos el momento del encuentro con los buzos: 

 

 

 

Sin embargo, la operación de rescate no ha terminado ya que  aún deben descubrir cómo sacar al equipo de la cueva. Es que es posible que puedan pasar semanas antes de que puedan salir de la cámara donde están atrapados. Según el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osatanakorn:

"Pueden pasar meses, pero nos haremos cargo de ellos hasta que puedan mudarse. Les traeremos comida y un médico que puede bucear. Tampoco estoy seguro de que puedan comer, ya que no han comido por un tiempo".

Imágenes del operativo de búsqueda (Foto: Gizmodo)

¿Cómo pudieron sobrevivir nueve días sin comida ni agua?

La deshidratación es un asesino implacable: las personas generalmente no pueden pasar más de unos días sin agua. 

Por esta razón, es muy posible que el equipo haya estado bebiendo el agua de lluvia que está inundando las cuevas. Obviamente y de ser así, esto conlleva riesgos de infecciones que pueden causar diarrea y volver a la casilla de salida con la deshidratación.

En cuanto a la comida, es más difícil de calcular, aunque las personas pueden pasar más tiempo sin comer. Los expertos creen que los adultos sanos pueden sobrevivir de cuatro a seis semanas antes de morir de inanición.

Imágenes del operativo de búsqueda (Foto: Gizmodo)

Por último, la temperatura podría ser otra gran preocupación. Es probable que el equipo haya tenido dificultades para mantenerse seco. Probablemente no se hayan podido mover mucho para mantenerse calientes, lo que podría hacer que el frío sea aún más peligroso.

Sea como sea, han sobrevivido, una historia tremenda con un final feliz a la que le queda una última fase, el rescate completo para sacarlos de la cueva. 

(Tomado de Gizmodo)