FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
REVISTA EXTRA

Por qué Trump odia a Kaepernick

Estrella en reposo. Cuando se cantaba el himno de Estados Unidos, el atleta Colin Kaepernick decidió arrodillarse como protesta por la violencia que se ejerce contra la población afroamericana. Empezó a recibir críticas. Nike lo contrató y también fue criticada.

En 2013, Colin Kaepernick apareció en la portada de la revista GQ porque era uno de los mejores jugadores de fútbol americano del mundo. En 2017, Colin Kaepernick volvió a la portada de GQ una vez más, pero esta vez porque no está jugando al fútbol. Y no es porque esté lastimado o porque haya infringido las reglas o porque no sea lo suficientemente bueno. Aproximadamente 90 jugadores están actualmente empleados como mariscales de campo en la Liga Nacional de Fútbol, ya sea como titulares o suplentes, y Colin Kaepernick es mejor, sin lugar a dudas, que por lo menos 70 de ellos.

Todavía es uno de los mariscales de campo más dotados del planeta. Sin embargo, ha sido excluido del juego que ama por un simple gesto: se arrodilló durante la reproducción del himno nacional de Estados Unidos. Y lo hizo por una razón clara, que se perdió en la tormenta mediática que vino un año después de ese gesto. Lo hizo para protestar contra la opresión y, más específicamente, como lo dijo repetidamente en ese momento, la brutalidad policial hacia los negros.

La idea de Colin era incitar una conversación abierta sobre el problema. “Creo que esto es algo que puede unir a este país”, dijo en 2016 cuando habló por primera vez sobre su protesta. “Si podemos tener una verdadera conversación que resulta muy incómoda para mucha gente, habrá un mejor entendimiento acerca de dónde vienen las dos partes. Si podemos entender por lo que ha tenido que pasar cada uno de nosotros, podemos realmente influir en el cambio”, aseguró.

Silencio atronador

Obviamente, recibió el apoyo de muchas celebridades y políticos, incluido Barack Obama, pero durante todo este tiempo, Colin Kaepernick ha permanecido en silencio.

Como su identidad pública ha comenzado a cambiar de estrella de fútbol a activista en conflicto, el poder de su silencio se ha vuelto atronador. Ha ayudado a que su historia dé la vuelta al mundo.

Incluso ha provocado la ira y el malhumor de Donald Trump. El año pasado, el presidente tuiteó: “Si los fans de la Liga Nacional de Fútbol se niegan a ir a los partidos hasta que los jugadores dejen de faltarle el respeto a nuestra bandera y a nuestro país, verán que el cambio ocurre rápido. ¡Despedir o suspender!”.

Este enojo presidencial ocasionó la reacción de varios jugadores, que decidieron seguir el ejemplo de Colin Kaepernick. Teniendo en cuenta que el fútbol americano es un deporte en el que el 67,8% de los jugadores son negros, la ola de protesta empezó el mismo día del tuit de Trump.

Por la tarde, la mayoría de los jugadores de la NFL ya habían reaccionado a los comentarios del presidente justamente arrodillándose durante el himno nacional o directamente no saliendo de los vestidores mientras el himno sonaba.

Fueron más de 150 los jugadores que se manifestaron en el campo de juego. Días después, Bruce Maxwell, del Oakland Athletics, fue el primer jugador de las Grandes Ligas en arrodillarse en el béisbol durante el canto del himno de EEUU. Al día siguiente -un domingo-, ni los Seattle Seahawks ni los Tennessee Titans se presentaron para cantar el himno antes de que empiece el partido.

El cantante del himno en el juego de ambos equipos se arrodilló al final de la actuación, al igual que el cantante del partido de los Lions-Falcons, que también levantó uno de sus puños. Horas después, los Pittsburgh Steelers hicieron lo mismo en Chicago.

Varios jugadores hicieron lo mismo, pero llamó la atención que el dueño de los Jaguars, Shahid Khan, que donó un millón de dólares a la campaña de Trump, entró a la cancha para entrelazar los brazos con sus jugadores.

Un breve discurso

En abril de este año, Colin aceptó el premio Embajador de Conciencia de Amnistía Internacional. Al recibir el premio en los Países Bajos, contó por primera vez cómo es la vida sin un equipo.

Expresó su preocupación de que el jugador Eric Reid pagara el mismo precio por apoyarlo en la protesta.

Dijo Colin: “Mientras los oficiales de policía continúan aterrorizando a las comunidades negras y marrones, abusando de su poder y luego escondiéndose detrás de su muro azul de silencio, y haya leyes que permitan que nos maten con virtual impunidad, me he dado cuenta de que nuestro amor, que a veces se manifiesta como rabia negra, es una hermosa forma de desafío contra un sistema que busca suprimir nuestra humanidad. Un sistema que quiere que nos odiemos a nosotros mismos”.

El contrato con Nike

Nike lo contrató para una campaña, que muestra un retrato de Kaepernick con el lema: “Cree en algo. Incluso si eso significa sacrificarlo todo”. La firma producirá zapatos y poleras inspirados en Kaepernick. Las acciones de Nike bajaron, pero recibió el apoyo de figuras como Serena Williams, que dijo estar orgullosa de la decisión de la empresa.

Admirado. Es un líder entre los jóvenes. Los policías lo apoyaron.