FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
EXTRA

Policías chilenos buscan mejorar su imagen con café

Iniciativas similares se llevan a cabo ya en centros de vecinos, clubes deportivos o hogares de ancianos y menores. Starbucks es la encargada de proveer los cafés

La policía chilena dispondrá de algunos de sus efectivos para que tomen café con la población en locales de la cadena estadounidense Starbucks, en un intento de mejorar sus niveles de confianza tras un sonado escándalo de corrupción.

A través de su Departamento de Comunicaciones, Carabineros de Chile confirmó a la AFP el acuerdo de trabajo que alcanzó con la cadena de cafeterías Starbucks para que sus efectivos -una vez al mes- se reúnan con los ciudadanos en cada uno de los 120 locales que existen en el país, principalmente en las comunas más adineradas de Santiago.

"El café es una excusa para poder sentarse a conversar (...) y poder conocer su realidad en primera persona, en una conversación franca", explicó a la AFP el mayor Diego Rojas, jefe de comunicaciones de la Policía chilena.

Iniciativas similares se llevan a cabo ya en centros de vecinos, clubes deportivos o hogares de ancianos y menores, de acuerdo a Rojas. La cafetería será la encargada de proveer los cafés, agregó.

El jefe policial justificó la elección de Starbucks, señalando que "era el que estaba dispuesto, el que tenía más de 100 locales y el que nos permite ampliar (el programa) a otros lugares". La iniciativa arrancaría la primera semana de octubre y, de acuerdo a la recepción del público, se evaluará si es posible o no ampliarla.

La medida se da en medio de la sostenida baja en el apoyo de la población a la policía chilena, tras el estallido el año pasado de un sonado escándalo de corrupción que derrumbó la imagen de probidad que la institución conservó por décadas.

Decenas de policías de distinto rango han sido dados de baja en medio de un megafraude al interior de la institución policial tras detectarse el desvío irregular de fondos a cuentas privadas de uniformados y civiles, que se habría iniciado el 2006 y que alcanzaría a los 40 millones de dólares.