FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
EXTRA

Hallaron restos del avión de Rafael Pabón el legendario piloto de la Guerra del Chaco

El descubrimiento se logró a través de la Comisión Nacional de Sitios Históricos de la Guerra del Chaco, de Paraguay. El piloto boliviano protagonizó y ganó el primer combate aéreo de la historia de América

En una estancia rural cercana a la localidad de Florida, en el Chaco paraguayo, encontraron los restos del Curtiss-Wright CW-C14R Osprey, el avión biplano pilotado por Rafael Pabón, el legendario aviador boliviano y héroe de la Guerra del Chaco. 

Rafael Pabón fue el protagonista de la primera batalla aérea de la historia de América. Se desarrolló en el denominado kilómetro siete, a bordo de un Vickers Type 143 de fabricación británica, contra un Potez 25 paraguayo. Ocurrió el domingo 4 de diciembre de 1932 a las 11:00. 

A ese incidente siguieron otros enfrentamientos en el aire, que culminaron en el último vuelo de Pabón, cuando salió en persecución del avión pilotado por Carmelo Peralta y Rogelio Etcheverry como artillero.

El reconocimiento

Este miércoles, y a partir de las placas encontradas en el motor, se confirmó que se trata del avión pilotado por Pabón. Hasta el lugar del hallazgo, se trasladó un equipo liderado por el senador Arnoldo Wiens, presidente de la comisión Nacional de Sitios Históricos de la Guerra del Chaco, quien envió fotos de los restos al historiador paraguayo, Antonio Luis Sapienza, quien corroboró los datos, según informa EFE.

Este es el tuit de la autoridad paraguaya:

Con ello se cerraba un episodio que se remonta al día en que el Potez 25 de Peralta sobrevoló el Fortín Madrejón, donde Pabón estaba destinado en ese momento.

 Sapienza explicó que los cuerpos de Pabón y Calvo fueron recogidos unos días después del derribo por las fuerzas bolivianas, que luego les dieron honores y sepultura.

Otro contingente boliviano se llevó una de las dos ametralladoras del avión, dejando la otra junto a los restos hallados esta semana en la propiedad de un colono menonita.

"Estaban semisepultados y fueron detectados por una topadora cuando limpiaban la zona de maleza para habilitar el terreno para pasto", relató.

También puedes leer: