FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
SOCIEDAD

Campaña quiere superar las 60 toneladas de basura electrónica

Una inadecuada manipulación de estos residuos puede generar toxicidad. Una fundación los acopia, los separa y los exporta. La gente puede depositar estos equipos hoy en el Reciclatón auspiciado por Tigo

La expansión de la tecnología alrededor del mundo por medio de equipos electrónicos de todo tipo y prestación facilita la vida de las personas, pero a su vez tiene su efecto medioambiental nocivo por la acumulación en los hogares de basura tecnológica denominada residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

El manejo inadecuado de estos aparatos puede ser perjudicial para las personas y para el medio que nos rodea, pues, según la licenciada Eidy Schmitter, directora de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, el 5% de la masa de estos equipos contiene metales pesados, como el plomo, que pueden degradarse si son expuestos.

En estos tiempos modernos, cada boliviano genera en promedio 5,4 kilos de basura tecnológica, cuya mayor parte se acumula en las casas. Por lo tanto, desde hace algún tiempo un grupo de instituciones de Santa Cruz ha unido esfuerzo con campañas de reciclaje a lo largo del año para acopiarla y entregarla a Fundare, una fundación sin fines de lucro dependiente de la Cainco, que gestiona los residuos electrónicos en el Parque Industrial solo en la categoría informática y telecomunicaciones.

Esto quiere decir que en el campo de la informática se acopian procesadores de datos, computadoras de mesa, portátiles, notebooks, tablets, impresoras, monitores, fotocopiadoras, routers, teclados, mouse, parlantes, audífonos, memorias externas y  flahs memory; en telecomunicaciones se recibe teléfonos fijos e inalámbricos, celulares, centrales de datos, centrales telefónicas, cargadores, modems de internet; en otros accesorios figuran los juegos electrónicos, nintendos, Xbox, playstation, iPods, calculadoras y proyectores.

A evitar riesgos
Los aparatos electrónicos han sido diseñados para una manipulación constante. Se recomienda que al final de su vida útil no deben ser desmembrados en el hogar, peor aún por niños, o arrojados a cuerpos de agua, a la basura común o enterrarlos porque pueden exudar toxicidad.

“Es importante que los monitores antiguos no se rompan, porque dentro de la pantalla hay plomo. Nosotros los sometemos a un proceso de separación del vidrio entero sin llegar a tener contacto con el plomo. En estos equipos hay muchos metales pesados en pequeñísimas cantidades; si se los deja botados en la acera, expuestos al sol, a la lluvia, se los quema o bota en un río o canal de drenaje, pueden generar toxicidad en los cuerpos de agua subterráneos o en el suelo que produce los alimentos y que finalmente consumimos”, manifestó Moira Gálvez, directora ejecutiva de Fundare Santa Cruz.

En Fundare la basura tecnológica es clasificada, pesada y separada. Todo lo que entra en desuso sale como materia prima. “Nada se reutiliza ni se revende en ese estado, todo se desarma y se separa por tipos de componentes; tenemos grupos de plásticos, de vidrios, de metales, circuitos, tarjetas de circuitos electrónicos, cables y otros. Un 70% de lo seleccionado y que es exportable, va a parar a la empresa SIMS de
EEUU, el resto, que viene a ser chatarra, cobre, aluminio, se comercializa localmente. La recuperación de plomo la realiza la empresa Conmetal y para el plástico estamos buscando una empresa que los recicle de manera responsable”, expresó Gálvez.

En 2016, la fundación recolectó 60 toneladas de equipos, de los cuales exportó ocho toneladas. El año pasado recibió 80 toneladas y exportó 15 en materia prima.

Un equipo por un plantín

El Reciclatón a realizarse hoy en el parque Los Mangales de la avenida Beni, casi cuarto anillo, será desde las 8:00 hasta las 16:00, donde la gente podrá entregar sus objetos en desuso a los promotores de la iniciativa liderados por la telefónica Tigo y asistidos por la Alcaldía y por estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Uagrm, que se encargarán de recibir los aparatos y de regalar un plantín de tajibo al vecino empático con la campaña.

“La basura electrónica es todo aquello que está dando vida a la informática, al entretenimiento y cuando deja de usarse se acumula en la casa y muchas veces se lo das como juguete a tus niños, y no se debe hacer eso. Estamos muy contentos de iniciar esta cruzada, tenemos que aprender a reciclar los residuos tecnológicos”, dijo Pamela Moreno, encargada de responsabilidad social de Tigo.

MATERIAL REUTILIZABLE

Estimulan la entrega
La empresa Tigo cuenta con 11 puntos provisto de pequeños contenedores, en los cuales los usuarios dejan sus objetos inservibles. Con esa acción, la firma recupera 330 kilos de artefactos al mes.

Reciclar y reutilizar
Ambos términos no significan lo mismo. Cuando los equipos que se desarman, algunas de sus piezas pueden reutilizarse en otros aparatos debidamente procesadas. En cambio, en el reciclaje la pieza se destruye sin impactar en el medioambiente.

Recolección gratuita
Fundare no paga por acopiar los equipos, porque se trata de un proyecto para limpiar la ciudad de una basura pasiva para el medioambiente.