FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
REVISTA EXTRA

Aquí los rasgos en común de Luis Ángel y Miguel

Estrella. Esta es la historia del niño mexicano que hizo el doblaje del personaje central de Coco. Con 13 años, canta la canción que ganó el Oscar y persigue su sueño ranchero

La historia de Luis Ángel Gómez Jaramillo es tan inspiradora como la de Miguel Rivera, el protagonista de la película Coco, que acaba de ganar el Oscar al mejor filme animado, a quien el niño mexicano de 13 años prestó su voz. Coco y el canto dulce de Luis Ángel conquistaron también el Oscar a la Mejor Canción Original con Recuérdame.

Ambos niños comparten varias similitudes, pero  la conexión clave fueron sus valores familiares y la pasión por la música. “Me identifiqué con el personaje, quizá también por eso lo hice”, dijo Gómez Jaramillo, en una entrevista en Ciudad de México.

En Coco, Miguel busca convertirse en músico inspirado en la figura del astro ficticio Ernesto de la Cruz, pese a la oposición de su familia por un secreto del pasado.

Luis Ángel, vestido de charro, desea triunfar en la música tradicional mexicana inspirado en el Ernesto de la Cruz real: Pedro Infante (1917-1957), leyenda del cine mexicano. Y ya su voz puso la carga emotiva a una película que se llevó un  Oscar.

Con un tutorial en YouTube

Luis Ángel Gómez se abrió camino al participar en el reality musical La Voz Kids, que le valió el llamado de la producción de Coco para una audición en 2017.

“Los primeros castings fueron dolorosos para él”, recuerda su madre, Blanca Gómez Jaramillo. “Antes de La Voz Kids hizo audición para el programa Pequeños Gigantes, pero a él le gustan las rancheras, y en esos concursos les piden que canten otros géneros”.

Sin ser finalista de La Voz Kids, a Luis Ángel llegó a la oportunidad de su vida: interpretar al personaje estelar de la película que exalta la tradicional fiesta mexicana de Día de Muertos.

“Me dijo el director Lee Unkrich que no fue fácil hacer el doblaje de voz, y que ya soy parte de Pixar”, dice emocionado. Aunque había tomado ya varios cursos de música y actuación, Coco significó su debut en el mundo del doblaje.

“Yo no sabía nada de doblaje y un día puse en YouTube ‘cómo hacer doblaje’, y ahí te daban algunos consejos”, recuerda.

Contrario al desafío que Miguel enfrenta en la trama, cuando su abuela le prohíbe acercarse a la música, la familia de Luis Ángel, sobre todo su madre, ha sido el motor en la lucha por su sueño.

“Me criticaron primero por ser madre soltera, y luego por apoyarlo en su sueño de ser cantante. He hecho de todo para ayudarlo, ¡hasta subirme a un escenario a cantar con él para que se le fuera el miedo!”, contó su mamá.

“Gallito de oro”

Coco es la película más taquillera en la historia de México, al recaudar más de $us 56 millones de los más de 700 millones que ha reunido a nivel mundial.

Peroo, la vida de Luis Ángel sigue siendo tranquila en el poblado de San Francisco del Rincón, Guanajuato. Desde ahí, “El gallito de oro”, como se hace llamar, figura ya en la cartelera de las ferias populares en México.

“No es nada fácil, porque también tuve complicaciones, pero tampoco es imposible. Si tienes ese sueño hay que agarrarlo y no soltarlo”, concluyó.