FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ESCENAS

Cobra Kai: la nostalgia se enfrenta al bullying

La serie original del servicio de streaming YouTube Red se consolida en una segunda temporada. Es una continuación de la historia original de Karate Kid, estrenada en 1984

Poco necesitó Cobra Kai (2018), la serie original del servicio de streaming YouTube Red, para consolidar una segunda temporada y encumbrarse como una de las más aclamadas de la plataforma lanzada a fines de 2016. En la actualidad cuenta con un puntaje perfecto de aprobación (100%) en Rotten Tomatoes, el sitio web especializado en la crítica de series y películas.  

La serie es una continuación de la historia original de Karate Kid estrenada en 1984, con sus respectivas continuaciones en 1986 y 1989. Este año, la  rivalidad de Johnny Lawrence (William Zabka) y Daniel Larusso (Ralph Macchio) regresa tres décadas después del torneo de karate en el que el primero perdió en el último round y por un golpe que calificó de ilegal.

Treinta y cuatro años después la vida de ambos protagonistas cambió: el villano, el que le hacía 'bullying' a Larusso, se encuentra vencido también en la vida real. El 'héroe', Daniel San, es un exitoso empresario que comercializa automóviles.

El contraste se apreció desde los primeros videos promocionales, y fue lo que despertó la expectativa, aunque muchos mantuvieron la sospecha que se trataba de otra serie más que intentaba 'lucrar' con la nostalgia.

Los personajes retornan 34 años después

La nostalgia no se oculta, viene también con la música: Nothin' But a Good Time de Poison; Sirius de Alan Parsons Project o We're Not Gonna Take It de Twisted Sister forman parte de la banda sonora ochentera, enriquecida con grupos conformados en el nuevo siglo pero de estilo retro como Airbourne. 

Pero también hay nuevos protagonistas, de los que destaca Miguel, el joven descendiente ecuatoriano que sufre de bullying en su colegio. Arrinconado y molido a golpes en el parqueo del complejo de habitaciones en donde vive con su familia, encuentra en Lawrence y su filosofía de pelea 'golpear primero, fuerte y sin misericordia', una salida a su situación.

No solo Miguel, de hecho la mayoría de los 'nerds' del colegio, abusados por los ricos de la clase, por los amigos de la hija de Larusso, van acoplándose a un estilo de vida que les lleva a defenderse atacando primero y convirtiendo sus defectos, incluso físicos, en fortalezas.

¿La respuesta al bullying?

En ambos lados de la moneda, la producción ochentera y la actual; los chicos ricos, atléticos y 'bien parecidos' hacen burla de los marginados. Pero si la una trajo al sabio maestro Miyagi para hacerles frente con sus enseñanzas ancestrales, la versión 'milenial' trae al sensei Lawrence que trata a sus estudiantes con insultos, se burla de sus defectos físicos, pero todo con el objetivo de hacerlos más fuertes. Y funciona.

Hay segunda temporada confirmada

¿La respuesta al bullying? Para resolverlo tal vez debamos acudir al spoiler: 'Hawk', es un joven tímido acosado por su defecto físico (fue operado de labio leporino y la cicatriz se le nota). Lawrence, que no sabe de sutilezas, le pide que se pinte su cabello o se lo rape, o haga lo que sea para desviar la atención. El chico se inhibe y se retira, pero regresa. Es el nacimiento del Halcón.  

A modo de cierre, Cobra Kai es como escribió Kristen Baldwin, periodista de Entertainment Weekly, "una hilarante pieza de arte", pero es además una respuesta, un golpe, a lo 'políticamente' correcto.

La primera temporada termina con final abierto, como queda también la interpretación de sus espectadores.