FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ECONOMÍA

Regiones productoras piden una auditoría técnica a certificación

Especialistas del sector energético creen que las cifras de reservas probadas denotan flaqueza en exploración y que YPFB solo desarrolló y repuso las reservas consumidas

Dos días después de que el consorcio canadiense Sproule International Limited revelara que Bolivia tiene 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de reservas probadas de gas, 12,5 TCF de reservas probadas y probables, y 14,7 TCF más las reservas posibles, persisten los cuestionamientos. Regiones productoras y expertos del sector energético piden auditorías técnicas y advierten flaqueza en exploración.

El delegado de la Gobernación de Santa Cruz en el directorio de la estatal YPFB, Víctor Hugo Áñez, indicó que una vez que se presente el estudio va a exigir una auditoría técnica para aclarar, entre otras cosas, el cronograma de trabajo y las supuestas ampliaciones de contrato que el Estado hizo con la consultora canadiense. “Las dudas sobre el procedimiento siguen latentes y vamos a pedir que la empresa Sproule presente al país lo que el Gobierno quiere validar”, dijo, a tiempo de subrayar que también pedirá justificar el gasto en el estudio de certificación.

Cabe recordar que, en febrero de este año, la empresa canadiense se adjudicó la licitación sobre la cuantificación y certificación de las reservas de gas natural al 31 de diciembre de 2017, con un costo de $us 750.000. Debió concluir el estudio en mayo.

Desde la Gobernación de Tarija, el secretario de Hidrocarburos, Freddy Castrillo, dijo que en el marco de la normativa vigente el Estado debe cuantificar y certificar las reservas todos los años y no cada cinco. “Ojalá presenten los respaldos técnicos, si no vamos a pedirlos formalmente, como lo vengo haciendo todo este tiempo. El país necesita detalles claros, no ambiguos”, expuso.

Para el secretario de Hidrocarburos de la Gobernación cruceña, Herland Soliz, el resultado de cuantificación es dudoso. “Se gastó dinero y no hay resultados positivos. Las reservas no pueden aumentar de manera considerable porque no existe un nuevo campo. En explotación se invirtió tres veces más que en exploración (más de $us 6.000 millones frente a $us 2.000 millones). Lo que están haciendo es perforar nuevos pozos, pero en zonas descubiertas por anteriores gobiernos. Aquí no se descubrieron campos nuevos”, puntualizó.

A su juicio, no hay transparencia en la cuantificación de reservas. “Invirtieron $us 2.000 millones en exploración y no encontraron nada. Esto demuestra un fracaso en YPFB”, dijo.

Sin embargo, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, dijo que la inversión, tanto el upstream (exploración) como el downstream (refinación), asciende a unos $us 13.000 millones.

Mirada de especialistas

Para el experto en hidrocarburos Bernardo Prado, la cifra de las reservas probadas denota que existe una flaqueza en exploración. Para él, YPFB se dedicó solo a desarrollar y reponer las reservas consumidas.

Puso en duda la veracidad del informe porque Sproule recopiló información oficial de YPFB y recabó datos propios para certificar este informe.
“YPFB se está convirtiendo en juez y parte”, afirmó Prado.

Para el exsuperintendente de Hidrocarburos Hugo de la Fuente, el Gobierno en estos años ha invertido en la explotación de campos ya existentes y convertido solo reservas probables en probadas y no descubrió ningún nuevo campo.

Factor de reposición

Según el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, cuando el factor de reposición es 1 TCF es de excelencia y los que hablan de que no hubo exploración mienten. “El consumo fue 8,08 TCF entre 2006 y 2018. En 2006 teníamos 9 TFC, si no hubiéramos hecho exploración, no tendríamos reservas, pero por ello, tenemos 12,5 TCF de reservas. Y contamos con 12 proyectos con un potencial de 13 TCF”, afirmó y agregó que a Brasil se enviará 1,7 TCF; a Argentina, 3,7 TCF hasta 2026. “El mercado boliviano, hasta 2035, tiene 3,89 TFC, y me sobran 3,82 TCF”, dijo.

Sonatrach y YPFB firman memorándum

En el marco del Foro Internacional del Gas, Petroquímica, Combustibles Verdes Bolivia 2018, el presidente ejecutivo y CEO de Sonatrach, Abdelmoumen Ould Kaddour, y el titular de YPFB, Óscar Barriga, firmaron un memorándum de entendimiento para identificar y evaluar posibilidades de negocio y cooperación en la industria del petróleo y el gas en Argelia, Bolivia y otros países.

En el marco del acuerdo, YPFB y la estatal argelina Sonatrach podrán examinar oportunidades de asociación para el desarrollo de proyectos de industrialización y conformar una empresa conjunta.

Además, realizarán un estudio de factibilidad técnica y económica para la construcción de una planta de GNL, transporte y comercialización de GNL a través del puerto de Ilo en Perú. Ambas petroleras examinarán las oportunidades de comercialización de gas natural, gas natural licuado, productos refinados y otros.

Cinco empresas distribuidoras de gas en el sureste de Brasil expusieron interés de compra de 10 MMm3/d, desde 2020, a YPFB.