FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ECONOMÍA

El PIB crece y empresarios critican al Gobierno

Los privados señalan que con el segundo aguinaldo se va a distribuir recursos que se destinarán al contrabando y a la informalidad, que afectará principalmente a las medianas y pequeñas empresas que operan con esfuerzo en Bolivia

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre de este año (enero a marzo 2018) fue del 4,44%. Con este porcentaje, el ministro de Economía, Mario Guillén, aseguró que se proyectan cifras más favorables para certificar el pago del segundo aguinaldo. El entusiasmo no es compartido por el sector empleador, que cree que es solo una medida popular que alienta al contrabando, que va en contra del empleo y es una medida “ciega” del Gobierno.

“Estamos presentando cifras del primer trimestre. Aún no estamos diciendo que hay segundo aguinaldo porque la cifra definitiva la vamos a tener recién en septiembre, pero con los datos que tenemos podemos proyectar que sí puede haber un segundo aguinaldo. Creciendo menos de lo que hemos crecido al primer trimestre, podríamos llegar a un 4,5%”, declaró la autoridad económica del país.

Los sectores que promovieron el crecimiento del PIB en el primer trimestre 2018 son el agropecuario, con un 6,6%; establecimientos financieros, con el 6,4%; petróleo y exportación de gas, un 6%; construcción (5,7%) y 7 otras industrias (5,1%), especialmente.

Segundo aguinaldo

Los datos del Ministerio de Economía muestran que el tercer trimestre de 2017 el crecimiento llegó a un 4,3%. En el cuarto trimestre es del 5,2%. Con el 4,44% del primer trimestre de este año, el crecimiento porcentual mínimo para lograr el 4,5% es de 4,1%, sacando un promedio rápido con las cifras hechas públicas.

Según el Decreto 1802, el segundo aguinaldo será otorgado en cada gestión fiscal cuando el crecimiento anual del PIB supere el 4,5%, con datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística.

Como grata coincidencia a las cifras del Ministerio de Economía, en horas de la tarde el presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón, destacó el avance dinámico de la economía boliviana y relevó a los diferentes sectores económicos del país que están en constante crecimiento.

“Hay liquidez en el Estado boliviano. El 96% del pago tributario de impuestos lo realizan las empresas, los negocios, las personas. Otro indicador es el crecimiento del padrón nacional de contribuyentes inscritos en el SIN. En 2005 había 211.519 contribuyentes y a julio de 2018 el padrón llega a 407.416 contribuyentes”, destacó.
Asimismo, informó que la recaudación tributaria del Mercado Interno (MI), creció un 4,8% entre enero y julio de 2018, respecto al mismo periodo de la gestión pasada. Es decir, de Bs 20.012.220 a Bs 20.970.692.

Contrabando e informalidad

Para el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, este anuncio de crecimiento trimestral no es otra cosa que un afán de hacer cumplir a como dé lugar, el acuerdo al que llegó el Gobierno con la Central Obrera Boliviana (COB) y que favorece a la informalidad.

“En los hechos, considerando la pertinencia del Gobierno para adelantar cifras que justifiquen el pago del segundo aguinaldo, se está imponiendo la discriminación hacia el sector formal de la economía. Concretamente, al empresariado privado, que es el responsable de la generación del mayor porcentaje del empleo en nuestro país. Con el segundo aguinaldo, lo que se hace es distribuir recursos que luego se destinan mayormente al contrabando y a la informalidad, afectando aún más a las medianas y pequeñas empresas”, lamentó.

Sobre el tema, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, admitió el acuerdo suscrito con el Gobierno, pero aclaró que estaba en función al crecimiento de la economía, aunque mantienen expectativas para consolidar el beneficio.

“Es una buena señal. Pero falta todavía otro trimestre. Vemos que hay inversiones, favorecen las cotizaciones de los minerales y del petróleo. Existe una buena expectativa”, dijo. En relación con las críticas del empresariado, Huarachi reprochó que el sector no está acostumbrado a mostrar una planilla real, por lo que cree que intentan difundir que no tienen utilidades para pagar beneficios a sus trabajadores y amenazan con despidos. Ante aquello, advirtió con agilizar la aplicación de la Ley de Creación de Empresas Sociales, “para tomar medidas a futuro”.

Medida ‘ciega’

Para el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, si el Gobierno prevé el pago del segundo aguinaldo, esa posibilidad se explica porque los datos que gatillan el segundo aguinaldo son un promedio que encubre el hecho de que no todas las empresas crecen por igual.

“Hay sectores que están en crisis, como el forestal (maderero), textil, incluso el agropecuario, que en la campaña de invierno en Santa Cruz lleva ya pérdidas por casi $us 90 millones, con datos al 20 de julio, según Anapo; de tal suerte que, obligar al pago de un segundo aguinaldo de una forma ciega no hará sino complicar la situación de muchas empresas que no crecen y esto no solo sucede en el sector privado”, argumentó.

Políticas de alto costo social

El economista José Alberti manifestó a EL DEBER que la probabilidad para el pago del doble aguinaldo es bastante alta. No obstante, dijo que es una política que no fue evaluada en sus costos y beneficios, porque carece de todo sustento técnico, es arbitraria y discrecional.

“Condicionar el pago del doble aguinaldo a una variable como el crecimiento del PIB es absurdo, y por donde se lo mire y mida, en mayor o menor grado, es una política negativa. A estas alturas, los efectos económicos y sociales son más que evidentes”, dijo.

Por último, el economista Carlos Hugo Barbery reflexionó que existe una comparación con un periodo débil por un lado, y además que esta asimetría pone en vilo a los sectores cuyo crecimiento efectivo está por debajo del indicador medio, como lo manifestó la dirigencia de la pequeña y mediana empresa.

Los impulsores

Mejores precios
Un indicador medio de crecimiento -con bastante asimetría- entre todos los sectores a escala nacional, impulsado -entre otras razones- por un escenario de mejores precios (WTI, +41% entre II-Trim 2017/2018 por ejemplo) que mejora la situación comercial con ingresos de divisas que se desplazan en el mercado interno, dijo el economista Carlos Hugo Barbery.

Elevaciones súbitas
“Hemos conocido las cifras del Ministro de Economía y nos parece llamativo que en el último trimestre de 2017 y el primer trimestre 2018 se reporten elevaciones tan súbitas del índice de crecimiento”, dijo la CEPB.

Las cifras

96%
Impuestos
Es abonado por las empresas, según el Servicio de Impuestos.

6,6%
Crecimiento
Del sector agropecuario al primer trimestre de 2018, según el INE.