FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ECONOMÍA

Cárdenas justifica traspaso de pensiones por corrupción

El exmandatario Víctor Hugo Cárdenas, en cuya gestión se crearon las AFP, salió al paso de las acusaciones de García Linera y dijo que el Gobierno quiere “meter manos” al ahorro de los trabajadores

Ni la Autoridad de Pensiones y Seguros (APS) ni el Viceministerio de Pensiones pueden mostrar ahora una ordenada historia de las normativas, que se sucedieron desde los años 90, que expliquen la disposición, el destino y la administración de las pensiones de los trabajadores.

Pero lo que no se olvida fueron los millonarios desfalcos que en 1997 dejaron sorprendidos a los trabajadores, conocidos como los casos Focssap 1 y Focssap 2, que involucraron al exfuncionario Dante Escóbar.

Con esos y otros antecedentes, además de capitalizar las empresas nacionales, el Gobierno de esa época decidió el traspaso de los ahorros de los trabajadores, para su administración, a manos privadas (Administradoras de Fondos de Pensiones, AFP), que el exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas justifica por la corrupción imperante.

“El sistema de reparto era no solo ineficiente, sino corrupto. Se mal utilizaban los dineros de los aportantes. Por eso se lo sustituyó con el nuevo modelo de capitalización individual, donde cada aportante sabe lo que está aportando”, manifestó.

Cárdenas respondió un día después de que el vicepresidente Álvaro García Linera echara la culpa al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y a Cárdenas, representantes del Gobierno que en 1997 firmaron un documento con las AFP para que se queden “de por vida” en la administración de los fondos y que, por eso, la BBVA Previsión analiza un pedido de indemnización.

No hay investigación

García Linera detalló que se establecerá un pliego de cargo judicial a los responsables de esas medidas para la Asamblea Legislativa.

Por el momento, el senador del MAS Rubén Medinacelly manifestó que no existe ninguna persona identificada que haya estado involucrada con la aplicación de la Ley de Pensiones de 1996 (Ley 1732) que haya delegado el manejo de esos fondos.

“Mientras el vicepresidente no instruya una investigación más profunda de los contratos que el país habría firmado con estas administradoras, no tenemos ninguna información”, declaró.

Cárdenas dice no estar preocupado por un proceso, ya que como presidente del Congreso no tomó decisión en particular, sino los parlamentarios de la época.

Rechazó la Ley de Pensiones vigente, que “ha generado que la rentabilidad se reduzca un 75%”, debido al anuncio del traspaso de la administración de los ahorros de los trabajadores a la Gestora Pública. “Lo que incentiva al Gobierno para este traspaso es el interés de meter manos y uñas en el aporte de ciudadanos bolivianos que tienen su dinero en las AFP”, apuntó.

Se buscó a la Vicepresidencia para hablar sobre las declaraciones de Cárdenas, pero no contestaron. Por su parte, el director de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez, opinó que más allá de buscar responsables en el manejo de la inversión de estos fondos, “de lo primero que se debe preocupar el Gobierno es de la rentabilidad en las AFP”.