FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ECONOMÍA

Alertan un déficit en la producción de gas natural de 10 MMm3/día

El Consejo de Departamentos Productores de Hidrocarburos ve tres opciones para modificar el actual escenario hidrocarburífero. Se espera para agosto el resultado del estudio de las reservas

Los números de la producción de gas natural están en rojo y son una olla a presión que necesita urgente de una vía de escape para que el modelo exportador de hidrocarburos que tiene el país  no se derrumbe, pues de acuerdo con los datos de YPFB entre las obligaciones de venta con Argentina, Brasil y el mercado interno  se necesitan de unos 64 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d), cuando en junio, de este año, según la estatal petrolera  se llegó a producir 53,95 MMm3/d.

El déficit de unos 10 MMm3/d de acuerdo con los analistas consultados es de importancia y lleva a repensar la actual situación de compraventa que se tiene con Brasil y Argentina.

Panorama de producción
Así, en 2012 la producción promedio anual diaria de gas natural  fue de 53,70 MMm3/d, para subir en 2013 a 56,20 MMm3/d y volver a incrementarse en 2014 a 59,37 MMm3/d. Sin embargo,  esta tendencia al alza se corta en 2015 cuando se produce 57,18 MMm3/d, mientras que en 2016 el resultado es 56,32 MMm3/d, mientras que en 2107 la producción de gas natural  fue de 54,85 MMm3/d y entre enero y junio de 2018 la oferta gasífera fue de 53,95 MMm3/d.

Al respecto,  Herland Solís, secretario departamental de Energía, Minas e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, y Freddy  Castrillo, secretario de Hidrocarburos de Tarija, ambos integrantes del Consejo de Departamentos Productores de Hidrocarburos, coincidieron que la actual situación se debe a la mala política hidrocarburífera llevada adelante por el Gobierno, que no tomó en cuenta que los resultados en exploración son a largo plazo.

Solís sostuvo que actualmente los 54 MMm3/d que produce Bolivia son insuficientes para cumplir con sus obligaciones, por lo que en algunas oportunidades se envía menos a Brasil y en otras no se cumplen con los cupos establecidos a Argentina.

Solís explicó que el acuerdo con Argentina es escalonado y que para el periodo invernal junio-septiembre se le debe enviar no menos de 20,9 MMm3/d y en promedio 19 MMm3/d.

“Mientras con Brasil  es un contrato de mínimos y máximos donde los envíos oscilan entre los 24 y los 30 MMm3/d. Pero en algunas oportunidades se le llegó a enviar 2 MMm3/d, algo impensado cuando se firmó en convenio comercial hace 19 años”, precisó Solís.

Para Castrillo la declinación de los pozos maduros son un hecho  y por ello el nuevo contrato que se  va a firmar con Brasil es incierto debido a que el vecino país ya no siente confianza en el nuestro, debido a que no tiene información fiable sobre la cantidad de gas que tiene Bolivia.  
“La mala política de industrialización de los hidrocarburos nos está pasando la factura. Esta situación es insostenible”, precisó Castrillo.

Ante este panorama Solís subrayó que los departamentos productores manejan tres opciones para paliar la situación.

 La primera que es a corto plazo y tiene que ver con reducir el uso de las termoeléctricas y apostar por las hidroeléctricas, esto permitirá contar con un excedente de más de 8 MMm3/d de gas natural que se pueden inyectar al mercado interno o destinar a la exportación.

La segunda posibilidad a mediano plazo es apostar de manera más seria por la industrialización del gas, esto permitirá al país contar con ingresos extras.

Mientras que la tercer variable  a largo plazo (entre 10 y 14 años) es la que está llevando adelante el Gobierno y tienen que ver con su programa de exploración y perforación de nuevos campos. 

Alerta 

El exgerente de Exploración y Explotación de YPFB, Edmundo Pérez, consideró que con las reservas actuales de gas, que alcanzarían a solo 4,3 trillones de pies cúbicos (TCF) de acuerdo con estimaciones de un equipo a su cargo, la petrolera estatal debe dejar de vender gas a Brasil y a Argentina para cuidar el mercado nacional interno. 

“Estamos muy cerca de la reserva que tenemos para el consumo nacional; a eso se llama reserva estratégica de Bolivia. Hemos sido energetizados sin tener las reservas suficientes", dijo el especialista.

Pérez dijo que de acuerdo con los cálculos internos no oficializados de YPFB y su grupo de trabajo técnico, se cuenta a la fecha aproximadamente con 4, 3 TCF de reservas, como consecuencia de los volúmenes comprometidos a los mercados de Argentina y Brasil, además del consumo interno del país que oscila al año en aproximadamente 0,85 TCF.

“Las reservas probadas 2018 están muy cerca de la reserva estratégica que debe tener el país que implica garantizar el desarrollo de la industrialización, gas domiciliario y gas natural vehicular (GNV)", dijo.

Pérez recordó que al 31 de diciembre de 2013, el país contaba con 10,45 TCF  de reservas de gas certificadas por la canadiense GLJ, pero que actualmente estas oscilan en 4,3 TCF. 

“En Bolivia tenemos generaciones capacitadas para hacer estos cálculos, hay 100 años de experiencia, no necesitamos de certificadoras extranjeras que cobran mucho dinero", señaló.

¿Las reservas?
El senador opositor Oscar Ortiz exigió ayer a YPFB  hacer público de una vez el estado de las reservas de gas para despejar la incertidumbre sobre la seguridad energética a futuro.

Ortiz  dijo que es  necesario que YPFB cumpla con la ley y entregue el informe que de hecho está retrasado porque según la norma, debió conocerse en marzo de este año.

“Están escondiendo la información porque sabe que les conviene y porque se va a demostrar que todo lo que vienen afirmando el Ministro de Hidrocarburos y YPFB de no nos preocupemos, de que hay gas, no es verdad", precisó.

El legislador  recordó que el Gobierno del MAS durante 10 años se dedicó a gastar las reservas que recibió sin descubrir nuevos  yacimientos, lo cual amenaza la seguridad energética y la estabilidad económica porque si no se garantizan las exportaciones de gas, difícilmente se podrá sostener el gasto público en el tamaño que tiene actualmente.

“El hecho de que Argentina haya anunciado que, frente a la imposibilidad de YPFB de proveerle más gas, haya suscrito un contrato por tres
años para importar gas desde Chile, demuestra las debilidades del país hacia el futuro, porque estamos provocando que nuestros compradores busquen nuevos proveedores y eso representa un grave riesgo para la posibilidad de obtener buenos acuerdos cuando toque renovar los contratos de exportación", señaló.

Por su parte, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) alertó de una abrupta caída del 65% en las reservas hidrocarburíferas que llegarían a aproximadamente a 7,4 trillones de pies cúbicos  de gas y condensados.

Para Gabriel Gaite, analista en hidrocarburos, lo más sensato es contar con el resultado de los estudios que está realizando la empresa canadiense Sproule para así evitar falsas conjeturas.

Gaite lamentó que este tipo de estudios que se deben hacer cada año, se los realice cada cuatro o cinco, algo que provoca dudas entre los inversores y las petroleras que necesitan contar con información precisa para poder definir los montos que invertirán y los riegos que significa trabajar en el tema de la exploración.

“A ver cómo Brasil puede volver a renovar su contrato, si no tiene información oficial de cuánto gas tiene Bolivia”, indicó Gaite.

En tal sentido Barriga remarcó que el resultado de las reservas se conocerá en agosto.

Cifras del tema

20,9
Millones de metros cúbicos día

De acuerdo al contrato es lo mínimo, durante el invierno, que Bolivia le debe enviar a Argentina. En varias ocasiones no se cumplió con el cupo.

24/30
Millones de metros cúbicos día

En el caso de Brasil, el contrato habla de un  mínimo y un máximo. Hubo problemas para cumplir.

En detalle

Situación
Según la agencia de noticias ANF, el presidente de YPFB viajó a Canadá, preocupado por los resultados de la certificación de reservas, mientras que el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, se quedó en Tarija por razones familiares.  

Renuncias
Pérez le dijo a radio Milenium de Camiri, que le harían un favor al país si renunciaran a su cargo el ministro de Hidrocarburos, Luis, Sánchez, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, y el gerente de Exploración y Explotación de YPFB, Edwin Bassi.

Inversiones
Desde el Gobierno remarcaron que para los trabajos de exploración se tiene destinada una inversión de alrededor de los  $us 1.500 millones.