FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
DINERO

Gianfranco Ferrari y Walter Bayly en una entrevista con Dinero

Holding. Credicorp es dueño en Perú del Banco de Crédito BCP y de las compañías Mibanco, Prima AFP, Grupo Pacífico y Credicorp Capital. También tiene operaciones en EEUU, Gran Bretaña, Panamá, Colombia y Bolivia

Faltan diez minutos para las ocho. En el primer café-banco que se abrió en Bolivia, ubicado en el barrio Equipetrol de Santa Cruz de la Sierra, el nerviosismo es tal que las funcionarias del Banco de Crédito BCP corren de un lado para otro a toda prisa. No quieren dejar ningún detalle al azar. Saben que en minutos llegarán a las oficinas el CEO del Grupo Credicorp, Walter Bayly (WB) y el CEO del Banco de Crédito de Perú BCP, Gianfranco Ferrari (GF). La visita a Bolivia dura solo 24 horas, pero causa revuelo. Llegan puntuales, relajados y de buen humor.

¿A qué se debe esta visita ‘relámpago’ a Bolivia?
(Risas) WB. Siempre hacemos una visita anual a nuestros clientes, estar con nuestros colaboradores. Hicimos algunos cambios en la organización y Gianfranco Ferrari ahora es el nuevo gerente general del Banco de Crédito BCP. Sé que lo conocen acá (fue gerente en Bolivia de 2005 a 2007), pero nos pareció una buena idea venir a Santa Cruz y también visitar a algunos clientes de La Paz. Comentar cómo cerró el año pasado y qué perspectivas tenemos para 2018.  

Hay metas que cumplir en cuanto a cartera de créditos productivos, ustedes van por el 57%, ¿qué estrategias diseñan para llegar a la meta a fin de año?
WB. Obviamente vamos a cumplir con toda la normativa. Apuntamos a llegar a la meta antes de la fecha establecida para tener holgura y no vivir ajustados. Estamos en buen camino, creo que el equipo liderado por Marcelo (Trigo, gerente del BCP en Bolivia) está haciendo un buen trabajo al identificar cuáles son los clientes y sectores donde podemos acercarnos y trabajar con ellos para cumplir la cuota. Yo me siento tranquilo de que suceda. No es algo difícil de cumplir.

En el afán de cumplir la meta, en Bolivia hubo compra  de cartera y fusiones, ¿analizan una posible adquisición?
WB. Permanentemente.

Se dice que un banco múltiple está interesado en comprar un banco pyme ¿son ustedes?
WB. (Risas) Nosotros no, pero sin duda habrá una consolidación en el sistema financiero boliviano. Precisamente, uno de los efectos de la reducción de los márgenes y los controles es que la rentabilidad de los bancos se ve afectada y esto lleva, como en todas partes del mundo, a una consolidación. 

Entonces, ¿se va ajustando el sistema financiero al tamaño del mercado?
GF. Correcto. El próximo año el Banco de Crédito BCP cumple 25 años en Bolivia y el próximo lunes cumplimos 129 años en Perú, y la visión que tenemos de Bolivia es parecida a la de Perú. Nuestra perspectiva de presencia e inversión en el país es a muy largo plazo, entonces, como dijo Walter, constantemente estamos viendo oportunidades de crecimiento, ya sea comprando cartera o bancos.

Es decir, invirtiendo o innovando en cosas como lo que vemos acá, esta agencia que tiene un concepto completamente diferente, de hecho no la tenemos ni siquiera en Perú. Entonces, lo importante es la visión a largo plazo con Bolivia. 

Ustedes son una corporación multinacional, este tipo de cuotas para otorgar créditos ¿se da en otros países?
WB. No, yo no conozco.

¿Y la fijación de tasas de interés?
WB. Fijación de tasas de interés he visto en diferentes países. Creo que en Perú sucedió hace muchos años, pero últimamente no he visto otros casos.

¿Estas medidas distorsionan el mercado financiero?
WB. Es bastante debatible este tema. Efectivamente, la experiencia es que la fijación de tasas por el mercado es el mecanismo más eficiente para la distribución de los recursos de los bancos; pero en fin, la regulación es la regulación y hay que cumplirla.  

¿Cuáles son las previsiones de las tasas de interés este año?
Marcelo Trigo (MT). Creo que se van a mantener. 


¿Hay una ‘guerra’ en tasas de interés para captar clientes?
MT. Este año sí hay una batalla importante en los créditos productivos.

En el afán de llegar a la meta, ¿se corre el peligro de flexibilizar el riesgo crediticio?

GF. Sin duda, y por eso, como decía Walter, queremos cumplir la meta antes del plazo, pero también dar buenos créditos, porque creo que al final, lo que podría pasar es que se otorguen créditos muy riesgosos y en condiciones que no reflejen ese riesgo solo para cumplir la cuota.
Bolivia vive un escenario de desaceleración económica, ¿qué se recomienda en el negocio financiero?

GF. Se sigue creciendo, lo importante es no alocarse y tanto en aceleración como en desaceleración mantener una política de gestión del riesgo coherente y uniforme. Eso es lo que nos ha dado estabilidad todos estos años, tanto en Perú como en Bolivia. Además, creo que en la medida en que uno mantiene esas políticas, permite ir probando nuevos mercados, que es lo que hicimos con Mibanco en Perú y lo que hacemos ahora en Bolivia. 

En Perú tienen mucho éxito con Mibanco (créditos dirigidos al sector mype), ¿pensaron en repetir ese modelo de negocio en Bolivia?
GF. En realidad ya tenemos un programa que es más que un piloto, dentro del Banco de Crédito BCP Bolivia con una cartera de $us 40 millones. Se trata de un modelo similar a Mibanco y la idea es que una vez cumplidas las metas de cartera que mencionabas, acelerar más el crecimiento con nuevas soluciones.

Realmente, creemos que el modelo de Mibanco es exportable a otros países. Ahora, habiendo yo vivido en Bolivia hace varios años, sé que la industria microfinanciera está muy bien desarrollada, yo diría incluso que lideran en Sudamérica, pero vemos oportunidades de crecimiento en ese sentido.

Tienen grandes planes de inversión en Santa Cruz, ¿cuál es el avance del proyecto?
GF. Sin duda alguna estamos a solo meses de empezar, pasamos por el terreno y la verdad es que será un proyecto icónico en Santa Cruz, donde será la nueva sede del BCP. El próximo año cumplimos 25 años de operar en Bolivia, el edificio no estará todavía listo, pero estamos seguros de que es una muestra importante de nuestro compromiso con Bolivia. No solo queremos acompañar el crecimiento del país, sino también liderarlo. 

La inversión supera los $us 40 millones, el proyecto se encargó a arquitectos bolivianos, pero ¿qué características incorpora el edificio?
GF. Nuestro edificio es corporativo, básicamente es la sede central que está en la plaza, que se trasladará y tendrá una oficina de atención al público. 

En Bolivia, el Banco de Crédito BCP se alió a una fintech, ¿repitieron esa experiencia en Perú?
En Perú estamos trabajando con dos fintech, la visión es hacer alianzas donde tenga sentido. De hecho, en Perú tenemos dos ejecutivos, uno que está mirando oportunidades en el país y otro que ve lo que sucede en el mundo, porque hoy, por la tecnología, uno puede asociarse con una empresa en cualquier parte del mundo y trabajar juntos.

Gianfranco Ferrari
Administrador, con maestría en Administración en Finanzas y Mercadeo en Kellogg Graduate School of Management Northwestern University. Lleva 22 años en el BCP y siempre le asegura a sus a migos que “no es aburrido tener el mismo trabajo por tanto tiempo”, porque, en su caso, ha cambiado hasta ocho veces de rol dentro del banco. Participó en los directorios de Edyficar y Mibanco. Ha ocupado cargos de relevancia, como gerente de finanzas corporativas, gerente de banca corporativa y gerente general del BCP en Bolivia. Desde 2008 estuvo a cargo de banca minorista y desde 2016 lideró la estrategia de digitalización de la entidad. Desde el 1 de abril de 2018 es el CEO del Banco de Crédito BCP.

Walter Bayly 
Estudió Ciencias Administrativas con mención en Finanzas del Arthur D. Little Management Education Institute de Boston (actualmente Hult International Business School).Trabajó durante diez años para Citibank en Lima, Nueva York, México y Caracas, y luego estuvo durante tres años en Casa de Bolsa de México, donde fue socio y director en finanzas corporativas. En 1993, ingresó al Banco de Crédito de Perú, como gerente de banca de inversión, luego ocupó los cargos de gerente de banca corporativa y empresarial y gerente de planeamiento y finanzas, hasta que en el 2008 fue nombrado gerente general, puesto que ocupó hasta marzo.  Hoy es el CEO del grupo Credicorp.