FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Tres militares van a prisión por hacer comer heces a un premilitar

Los uniformados del regimiento Ingavi de El Alto son acusados de agredir al joven. El caso generó muestras de respaldo por parte de otros jóvenes y padres de familia

La juez cuarto anticorrupción y contra la violencia, Melina Lima, definió detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz para los tres militares acusados de hacer comer heces fecales a un muchacho en el regimiento Ingavi de la ciudad de El Alto.

Los uniformados son procesados por cometer, presuntamente, los delitos de daños contra la salud pública, incumplimiento de deberes, lesiones graves y leves y homicidio/suicidio, según la Fiscalía.

Conoce más: 

Los sargentos William G. L. Joshep S. Q., y el subteniente Marco Antonio A. P. son los involucrados en los hechos. El primero sería quien obligó al menor a comer excremento de un can y los otros habrían incurrido en excesos durante la instrucción.

Su abogado, Frank Campero, anticipó la presentación de una acción de libertad, debido a que los tres cuentan con domicilio, trabajo y tienen familias que pueden oficiar de garantes. Consideró lamentable que se diera validez a la versión de un menor y no así a la de otros cinco chicos que negaron los abusos.

Lea también: 

En las últimas horas progenitores y algunos premilitares de esa dependencia castrense protagonizaron protestas, defendiendo la inocencia de sus instructores. El caso cobró gran repercusión y las Fuerzas Armadas (FFAA) lo calificaron como un "hecho aislado".