FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Opositores defienden a Evo en el tema marítimo tras los alegatos chilenos

Chile expuso este jueves su primera presentación en los alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia

La víspera del 23 de marzo se fundió con un hecho concreto en La Haya: el primer día de los alegatos chilenos en el proceso que lleva adelante en la Corte Internacional de Justicia. Mientras las calles del centro La Paz se llenaron de estudiantes y bandas escolares que desfilaron por la reivindicación marítima, como lo hacen todos los años, el presidente Evo Morales apuntó desde el Palacio de Gobierno que los abogados chilenos incurrieron en tres contradicciones y los opositores las remarcaron y señalaron que esta es una política de Estado donde nada tiene que ver ningún partido político y denunció “mala fé” del lado chileno.

Una niña del municipio de Vacas, en Cochabamba, donde también estuvo presente el presidente Morales, casi al mediodía, generó una ovación al terminar la declamación de un poema dedicado al tema marítimo con una exhortación que se resumió en la frase en la que pidió que los “hermanos chilenos” atiendan el pedido de diálogo que realiza Bolivia.

La oposición boliviana defendió al presidente Evo Morales, tras declaraciones del exsecretario general de la OEA que señaló que el mandatario regresa a La Haya porque está en campaña política. 

“La reivindicación marítima es una causa de Estado, es una causa de todos los bolivianos y bolivianas en general, donde nada tiene que ver ningún partido político, ni de oficialismo ni de oposición. Es por eso que los demócratas hemos manifestado y hemos ratificado, y esa es nuestra actitud de actuar en consecuencia en función a esta alta reivindicación que tenemos los y las bolivianas. Así fue a lo largo de la historia y debe ser así en el futuro.  No caeremos en las trampas que estas posiciones chilenas quieren poner a nuestra demanda. Nuestra actitud de compromiso con esta reivindicación es responsable y consecuente”,  expresó el diputado de Unidad Demócrata, Gonzalo Barrientos.

El legislador manifestó, como señaló el presidente, “que Chile tiene grandes contradicciones”, y enumeró que la defensa del vecino país “sigue justificando el tratado de 1904, que no selo puede tocar cuando no es el tema”. En segundo lugar, recordó que en más de cien años se firmaron actas, hubo intercambio de correspondencia, hubo muchas reuniones y pronunciamientos de instancias y organismos multilaterales, “se generaron compromisos que deben ser cumplidos, hubo ofertas más allá del tratado”.

Además, aludió al ofrecimiento del canciller chileno Roberto Ampuero de conversar, pero eso no implica negociar una salida al mar sin soberanía, advirtió que “ante la falta de argumentos, salen este tipo de argumentos que muestran que la posición nuestra es sólida y contundente”, aseveró.

La senadora Jeanine Añez, también opositora, denunció que Chile actúa “de mala fe. No pueden decir que no asumen compromisos porque a lo largo del tiempo se dieron ‘charlas de vecinos’. Nos parece un despropósito. Todas las acciones diplomáticas llevadas adelante a lo largo de nuestra historia, son compromisos y eso es lo que no quieren reconocer las autoridades chilenas”.

Su colega oficialista René Joaquino manifestó que la declaración del canciller Ampuero intenta llevar a lo que Chile ha hecho a lo largo de más de 100 años, escuchar sin solucionar absolutamente. Por eso estamos ante La Haya”, aseveró.