FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
ENCUESTA

La aprobación de Evo baja 6% en un año y Mesa está a dos puntos en intención de votos

Ipsos hizo la encuesta en las nueve ciudades capitales de departamentoS más El Alto. Al presidente lo penaliza el conflicto de Incahuasi y se desploma en Beni, Pando y Santa Cruz

La aprobación del presidente Evo Morales va en descenso. Conflictos como Incahuasi y su enorme descenso de popularidad en el oriente boliviano han penalizado la aprobación de su gestión, que alcanza el 43%, seis puntos porcentuales menos que hace un año, cuando Ipsos midió una calificación general del 49%. Las encuestas fueron difundidas la noche de este miércoles en el canal RTP de La Paz.

Intención de voto

Todo esto hace que el presidente pueda tener que ir a una segunda vuelta electoral, si finalmente se presenta como candidato a las elecciones generales de 2019. Su gran rival sería otro hipotético candidato, Carlos de Mesa, que hasta el momento ha asegurado que no quiere ser candidato. Morales aventajaría con un 2% a De Mesa (29% a 27%) seguidos de Samuel Doria Medina (9%) y Rubén Costas (7) gracias a un fuerte apoyo en Santa Cruz, donde sería segundo, detrás de Morales.

Esto significaría que Morales habría perdido más de la mitad de su caudal electoral en menos de cuatro años. El 12 d octubre de 2014, el presidente consiguió su segunda reelección con un 61% del total de los votos, más del doble que Samuel Doria Medina, que tuvo 24%.

Los motivos de la caída

Este no es el peor momento de Evo Morales en la presidencia. Según las mediciones históricas de Ipsos, Morales tuvo un respaldo de solo el 32% luego del gasolinazo de finales de diciembre de 2010. Su punto más alto de aprobación fue en junio de 2006, justo después de la nacionalización de los hidrocarburos cuando su gestión alcanzó un respaldo del 80%.

La encuesta de Ipsos, aplicada a mediados de agosto, tiene un margen de error del 3% y refleja algunos datos alentadores para Morales. La caída de popularidad pudo ser catastrófica de no haberse registrado una fuerte subida en La Paz, El Alto y Oruro, que promedia los 10 puntos en cada ciudad. Eso maquilló el descenso de 13% en el oriente (Santa Cruz de la Sierra, Trinidad y Cobija) y sobre todo la aversión hacia el mandatario en Sucre. La capital del país, luego de la crisis de Incahuasi, abandonó una vez más a Morales –ya lo había hecho tras La Calancha- y solo el 4% respalda su gestión. El rechazo al presidente es del 92%, mayor incluso que en Potosí, donde alcanza el 77%.