FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
MAURICIO BALCÁZAR

Goni apunta a escribir un libro sobre octubre negro

Hace poco un juez de Florida revirtió el fallo contra Goni por el juicio interpuesto por los familiares de las víctimas de la revuelta en El Alto en el año 2003

Desde EEUU, Mauricio Balcázar, yerno y vocero del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, habló con EL DEBER y dijo que el exmandatario goza de buena salud, que no ha perdido la costumbre de leer cinco periódicos al día y que es consciente de que el juicio que le entablaron los familiares de las víctimas de ‘octubre negro’ va a ser un proceso largo, pero que es el inicio de la clarificación de muchas cosas. Goni cree que solo entendiendo lo que realmente pasó en octubre de 2003 se podrá entender por qué está Evo Morales en el Gobierno.

¿Cómo está Goni (anímica y físicamente) y si espera que este juicio interpuesto por los familiares de las víctimas se extienda por mucho tiempo?

Obviamente este es un momento importante para él y para toda la familia porque creemos en la justicia estadounidense. No puede haber alegría porque han sido eventos trágicos, pero esto es necesario, este juicio es el principio de la aclaración de muchos hechos históricos.

(Él) Sabe que es un proceso que puede durar todavía un tiempo, (los demandantes) tienen el derecho a la apelación.

Nos preguntamos cómo está físicamente y de salud, pues en las pocas imágenes que se vieron del juicio se nota un expresidente que está sintiendo el peso de los años y bastante desmejorado...

Está muy bien. Él es una persona que tiene una vida bastante disciplinada, hace ejercicios dos veces por semana, eso es algo que lo ayuda. No ha perdido la buena costumbre de leer cinco periódicos. Su preferido es el Financial Times, The Economist, The New York Times, está muy actualizado de todos los temas que están ocurriendo en otros países.

¿Sigue el exmandatario las noticias que se generan en Bolivia, está al tanto de la coyuntura política?

Sí, en general, yo siempre le informo de las cosas más importantes, él fundamentalmente tiene una mente constitucionalista y lo que más discute es cómo la Justicia ha terminado en manos del Poder Ejecutivo y sobre temas relativos a la democracia y a la libertad de expresión, no son buenas noticias las que llegan de Bolivia.

¿Sabe él que El Alto está movilizado, tenso y con rabia por la muerte de un estudiante que estaba protestando por el presupuesto para la universidad de El Alto?

No hemos discutido el tema específicamente.

¿Sánchez de Lozada ha pensado o ha recibido alguna oferta de escribir un libro?

Obviamente que sí. Lo que pasó en octubre es algo que está en el subconsciente de los bolivianos de forma traumática y se tiene que hablar de lo que pasó. El juicio da unas pautas para empezar a entender, aunque no todo porque el juez no permitió, por razones de que no correspondía, introducir otros hechos que mostraban la participación de extranjeros en los eventos violentos.  

Todo va a ir saliendo poco a poco, hay mucha documentación que está en Bolivia y que  puede aclarar las cosas, hay testigos que no han sido aceptados en el juicio porque no correspondían directamente a los hechos de octubre, pero él (Goni) sí cree firmemente que va a tomar tiempo, pero que se va a aclarar porque hay que entender lo que fue octubre para entender por qué estamos con Evo Morales.

¿Qué testigos y documentación les hubiera gustado sacar a la luz?

Hay suficientes indicios para investigar la participación intencional del ELN colombiano en los eventos de octubre, vinieron a Bolivia con esa intención, hay documentación de la Fiscalía colombiana que vincula a ‘Pacho’ Cortez en su intención de ir a Bolivia para ver el tema del gas, son documentos de fines de 2002, más claro, agua.

Aquí (juicio en EEUU) tenían que haber estado el Mallku, Evo Morales, dirigentes alteños como Roberto de la Cruz, porque fueron los incitadores de la violencia; sin embargo, ni en el juicio en Bolivia ni aquí estuvieron.

¿Qué piensa él y la familia respecto de la millonaria indemnización que puede estar obligado a pagar?

Nosotros no podemos estar de acuerdo, obviamente, porque no hay la responsabilidad que plantearon los abogados de las víctimas. Esto fue un juicio movido por ONG norteamericanas, aceptado por los familiares. Hay la intervención de bufetes legales asociados a Cuba, fue un consorcio político, yo diría.