FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Gobierno plantea tercera causa por corrupción contra Leyes

Esta vez es por adquisición de equipos de seguridad. Un viceministro asegura que es más grave que el caso mochilas. La defensa legal de Leyes optó por guardar silencio

El viceministro de Justicia y Transparencia Institucional, Diego Jiménez, presentó ayer en Cochabamba una nueva denuncia contra el alcalde suspendido José María Leyes, la tercera después de los casos mochilas I y II. Advirtió un daño económico de Bs 29 millones por la adquisición de equipos para el programa Ciudad Segura. Los denunciantes involucran al munícipe y a Velka Krelac, exdirectora de Seguridad Ciudadana, y a otros 13 funcionarios.

Alberto Trigo, abogado del alcalde cochabambino que guarda detención domiciliaria por el caso mochilas, informó que se enteró de la denuncia presentada por el viceministro a través de los medios. “Mi cliente no fue notificado oficialmente; cuando esto ocurra, imagino entre lunes o martes, podremos pronunciarnos al respecto”, aseveró.

Oficialmente, hasta el cierre de esta edición ayer, a las 21:30, la Alcaldía cochabambina tampoco se pronunció. EL DEBER intentó contactar al secretario ejecutivo del municipio, Álex Contreras, pero la autoridad no respondió ni llamadas ni mensajes.

“El proyecto tiene dos componentes, uno la adquisición de equipamiento de software y dos, la implementación de torres de telecomunicaciones y fibra óptica, ambos son uno solo y con un fin de evadir el control fiscal fue dividido de forma arbitraria en dos proyectos y otros pequeños”, acusó la autoridad en conferencia de prensa.

Agregó que ese emprendimiento no fue formulado en el POA de esa administración. Se inició el proceso de contratación de las cámaras de seguridad por un monto de 69.720.910 bolivianos, pero la certificación presupuestaria era de 14.000.000. “No existen otras cotizaciones. Semejante proceso de contratación salió en 27 días”, acusó el titular.

“El daño económico por la compra de cámaras fue de 22.443.470,92 bolivianos y el daño económico por la construcción de torres es de 6.578.047,60 bolivianos. Generando solo en estos dos aspectos un daño económico al Estado de 29.021.513,52”, dijo el viceministro.

La denuncia será formulada por la presunta comisión de los delitos de malversación, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica. “Estamos hablando de un hecho de corrupción más grave que el tema de las mochilas, una megacorrupción en el municipio de Cochabamba”, enfatizó Jiménez.

Hace algunos días, en entrevista con EL DEBER, el presidente Evo Morales sostuvo que “la Alcaldía de Cochabamba era la caja de los Demócratas. Es un caso complicado, si los Demócratas llegan a ser Gobierno, toda Bolivia llegará a ser caja de la derecha, de los Demócratas”.

El proceso involucra también, según la explicación del viceministro al secretario municipal de finanzas, a otras 12 personas, todas mencionadas en la presentación del caso y que eran funcionarios que participaron en la comisión de recepción.