FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Evo arremete contra EEUU y ratifica su apoyo a Nicolás Maduro

Las Fuerzas Armadas (FFAA) y pobladores desfilaron en la comunidad Kjasina, en Achacachi. El presidente atacó a Washington y dijo que el imperio quiere llegar a América

Estaba empapado de elogios que su cúpula militar le brindó y de un caluroso respaldo comunitario. Evo Morales llegó a la comunidad de Kjasina, en el municipio de Achacachi, en el departamento de La Paz, para encabezar la parada militar por el 192.o aniversario de las Fuerzas Armadas (FFAA). Con el tradicional poncho rojo pedía paciencia para iniciar su discurso. Y de entrada arremetió contra el Gobierno de Estados Unidos y una vez más expresó su defensa ideológica al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien sufre una dura crisis política y económica.  

Kjasina está a tres horas de la ciudad de La Paz. Ahí, las FFAA construyeron un escenario poco idóneo para una parada militar. Fue en medio de dos cerros y los fuertes vientos y el intenso andar de los espectadores provocaron una intensa polvareda. Aun así, la población disfrutó del evento, sobre todo los menores de edad. 

Evo Morales llegó a las 10:00 al lugar junto al vicepresidente Álvaro García. Descendieron del helicóptero 003 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y el jefe de Estado de inmediato pasó revista a la tropa encima de un vehículo militar. No hubo observación y subió al palco. Ahí le entregaron presentes la cúpula militar y los originarios, un poncho rojo. Empezó el acto central y fue el comandante de las FFAA, general Luis Ariñez, quien le dio el primer espaldarazo: los militares ratificaron su doctrina antiimperialista. 

Fue el turno del jefe de Estado. Había pedido paciencia para que escuchen su discurso. El mensaje de entrada era claro por dónde iba. Arremetió contra Washington y defendió una vez más a Nicolás Maduro.     

Plan de EEUU
Morales aseguró que Estados Unidos busca relocalizar su presencia en América Latina y que Venezuela y Bolivia son puntos geoestratégicos idóneos para esa decisión.

“Hoy el imperio practica silenciosamente la estrategia de la venganza, nunca hubo un imperio tan racista, tan agresivo, tan violento, destructivo y ambicioso”, acusó el dignatario ante el apoyo de sus bases. 

Luego instruyó a los efectivos militares buscar la “liberación definitiva” y pidió defender los recursos naturales de los intereses extranjeros. “No nacimos para complacer al imperio y no vivimos jamás de rodillas (...). Queridas Fuerzas Armadas, hoy, más que nunca, estamos obligados a reflexionar sobre el destino de nuestros pueblos, de nuestros recursos naturales y de sus sistemas políticos”, remató el mandatario. 

En la oposición no cayó bien la postura que asumió Morales en el aniversario de los militares. El senador Arturo Murillo consideró que el mandatario prevé una crisis similar a la de Venezuela y quiere tener a su lado a las FFAA. 

“Eso del imperio es un viejo discurso, la gente ya no cree eso. El presidente (Evo Morales) quiere tener a su lado a las FFAA y por eso les da su capricho, teme que algún día vuelquen su apoyo”, dijo Murillo. 

Esa postura no la comparte el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien se limitó a expresar que las fuerzas militares “ahora están al lado del pueblo y no contra el pueblo”.   

Luego, el mandatario abordó la crisis política y económica que atraviesa Venezuela y aseguró que Estados Unidos está detrás del problema debido a que Caracas es un “eslabón estratégico para el imperio” por sus recursos naturales.

El apoyo a Maduro

“Sucedió en Irak, en Siria y ahora sucede en Venezuela. El imperio está detrás de los recursos naturales de los pueblos y por eso saquean territorios (...). El imperio ha emprendido la gran batalla para recolonizar América Latina y el Caribe, y Venezuela es la ficha estratégica”, acusó Morales. 

Además, el jefe de Estado llamó a los militares del continente americano a no ser “funcionales al poder imperial” y pidió a los presidentes de la región asumir defensa para evitar “saqueos del imperio”. 

El expresidente Jorge Quiroga lamentó que Morales apoye al “régimen” de Maduro y consideró que ese respaldo puede ser perjudicial para Bolivia en la política exterior. 

“Eso es apoyar una dictadura y ese respaldo no le hace bien al país. El presidente no se da cuenta de que nos está aislando, ya que son varios países que quitaron su apoyo al señor Maduro y solo el gobierno de Bolivia y Cuba lo apoyan. El presidente Morales dijo que sigue los consejos del papa Francisco y ahora debería hacerle caso más que nunca”, dijo Quiroga. Al finalizar, el mandatario agradeció a la población por apoyar el evento militar.