FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Diputados del MAS plantean cambiar el Código Penal para que la mentira sea un delito

Los opositores creen que se pretende legislar “sobre algo subjetivo”. Un abogado cuestiona quién va a definir qué es verdad y qué es mentira. La ANP alerta que se busca restringir libertades. La titular de Diputados dijo que no hay proyecto de ley

La propuesta del presidente Evo Morales de aprobar una ley contra las mentiras de medios de comunicación y funcionarios públicos encontró eco en dos legisladores del MAS: los diputados Víctor Borda y David Ramos. Los legisladores sugirieron que se modificará el Código Penal para incorporar la mentira como delito. Los opositores creen que la propuesta plantea en realidad legislar sobre un concepto absolutamente subjetivo y alertaron que los más perjudicados serán los medios.

“La inspiración dogmática tendría que venir de la propia Constitución Política del Estado, de la trilogía de los quechuas, particularmente el ‘Ama llulla’. En base a este elemento tendría que desarrollarse el ámbito de la figura del derecho penal para que sea sancionado porque no toda mentira puede ser sancionada e ingresar al derecho penal”, argumentó el diputado Borda.

A su turno, el diputado Ramos dijo que pese a que existen penas para algún tipo de casos que involucran el acto de mentir, cree que es hora de que se sancione la mentira de forma taxativa. Aludió a los partidos de oposición y a los medios de comunicación como los principales gestores de las supuestas mentiras. “Eso ha cundido y quien incurrió fueron los opositores, algunos, no todos, los medios de comunicación que sin temor ni clemencia le meten las mentiras y eso genera sensacionalismo”, dijo.

En la última entrevista que Evo Morales concedió a EL DEBER, el presidente dijo que las encuestas mentían y que era necesaria la norma. “En la encuesta de la última semana antes del 21-F, el Sí estaba muy por detrás del No. Otra mentira, por eso es importante hacer una ley contra la mentira”, justificó el presidente en el diálogo del domingo pasado.

Según Borda, la mentira fundamentalmente es hacer creer como verdad una cosa falsa y viceversa y por eso se debe tener cuidado cuando se la inscriba como tipo penal, “es decir, siempre y cuando cause un daño”, dijo.

No hay propuesta

Pero como con un freno de mano, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, dijo el martes al salir de la reunión con la bancada del MAS que esta propuesta no fue plasmada en un documento y que solo merecerá un debate cuando llegue algo concreto al parlamento. Aunque luego agregó que cualquier propuesta no puede vulnerar los principios constitucionales del país. “Creo que el principio de la verdad es un principio que todos compartimos, también compartimos el hecho de que las verdades también pueden tener diferentes miradas; pero lo que sí tiene que tener certeza la población es que ningún proyecto de ley va vulnerar la libertad de expresión ni la libertad de prensa”.

Para el diputado Sergio Choque (MAS) esta propuesta no debía avanzar porque no es necesaria y además indicó que ya existen en el Código Penal las figuras que sancionan la difamación y que se estaría ‘llenando’ de normas la legislación nacional cuando ya existen figuras penales para sancionar los delitos asociados a mentir.

Cercano a la oposición, el abogado Williams Bascopé interpretó que la Constitución Política del Estado estableció como principio el ‘no seas mentiroso’ (Ama llulla) y que por eso se llama principio, porque es subjetivo y por tanto es ético y moral, “entonces, ¿cómo podemos legislar sobre ese principio?”, cuestionó el profesional.

Afirmó que si el MAS impulsa esta norma estaría transgrediendo esos principios porque la misma ley tendrá que establecer quién va a juzgar y quién va a decidir qué es verdad y qué es mentira de forma objetiva. “Cuando la mentira ataca, deshonra, agrede a una persona, al buen nombre o dignidad de las personas, hay tres tipos penales que sancionan la calumnia, la infamia y la difamación que señalan que cuando las palabras mal usadas dañan a un ciudadano se lleva por ese lado el proceso”.

El abogado recordó que no existe legislación comparada sobre este tema y que en este momento solo Venezuela y Cuba son los países que intentaron la legislación de este concepto con las consecuencias que todos conocen y que han puesto en la vitrina internacional de violación de Derechos Humanos a ambas naciones y a sus gobernantes.

El abogado penalista Joadel Bravo afirmó que la ‘mentira’ está ligada a los principios de todas las personas, incluso que tiene matices religiosos y, por tanto, en su criterio, es imposible de legislar puntualmente.

La instrumentalización

Por su parte el líder de Demócratas, el gobernador Rubén Costas, afirmó que el problema no está en legislar la mentira, sino en los objetivos que tiene el Gobierno cuando promueven este tipo de leyes que son subjetivas.

“El tema de la ley no es el problema, sino cómo se la instrumentaliza. ¿Quién puede oponerse a una ley de investigación de fortuna o a una ley contra el racismo y discriminación? Pero si estas leyes fueron instrumentalizadas o utilizadas simplemente con fines de amedrentamiento o persecución política y han logrado tener a todas las cortes y ahora tenemos que irnos hasta a la corte celestial. Y esta ley es una de ellas, la ley de la mentira, ¿complicado no?”, dijo Costas.

El asambleísta de Sol.Bo, Edwin Herrera, indicó que la ciudadanía debería tener mucho cuidado con el anuncio presidencial porque lo que dijo Evo Morales es que él definirá qué es mentira y qué es verdad y por tanto será otra norma para enjuiciar a todo aquel que se oponga o que critique al Gobierno que puede ampararse en esta propuesta para perseguir y amedrentar, no solo a los partidos políticos, sino principalmente a los medios de comunicación.

Explicó que se logrará una censura previa, tal como sucedió con la llamada ley de Lucha Contra la Corrupción y que tiene a algunos profesionales perseguidos y que tuvieron que salir del país para evitar la cárcel.