FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Canciller de Chile: Unasur no integra ni resuelve nada

Roberto Ampuero considera que el organismo presidido por Bolivia no permite la integración. Seis naciones optaron por suspender su participación por el momento

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, afirmó hoy que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), presidida ahora por Bolivia, "no conduce a nada: "no ayuda a la integración, no es capaz de resolver los temas", ratificando la decisión de suspender su participación en esa instancia.

"La declaración de los seis países se debe a que Unasur está paralizado desde hace más de un año y medio: ¡Paralizado!", enfatizó la autoridad de la vecina nación en entrevista con radio Cooperativa.

Conoce más: 

Explicó que esa instancia "funciona por veto; es una situación que, para los países que firmamos esta declaración, es impresentable, incluso ante nuestra ciudadanía", detallando que "mantener Unasur le cuesta a Chile, cada año, una cuota de más de 800 mil dólares".

"Lo central es una inquietud de que una institución enorme, que tiene una sede cerca de Quito cuya construcción costó 60 millones de dólares, no está funcionando y les cuesta mucho a los países", explicó Ampuero, que denunció además la existencia de "disputas internas feroces dentro de los funcionarios", agregó.

Lea también: 

Consultado por si esta salida masiva expresa también una señal para Bolivia, país que ocupa actualmente la presidencia pro témpore, el ministro comentó que "los temas que planteó" ese país al iniciar su mandato están "muy desvinculados de las preocupaciones reales de América Latina".

"Crear una gran ciudadanía latinoamericana" y "echar abajo todas las fronteras" es algo que "uno puede plantear en términos teóricos, como un objetivo a largo plazo, pero la realidad exige otro tipo de temas respecto a integración concreta: cómo nos acercamos efectivamente, cómo solucionamos los temas a nivel regional, cómo nos coordinamos", razonó.

Puedes ver: 

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay enviaron una carta el 19 de abril a la presidencia pro témpore de la Unasur, que asumió recientemente Bolivia, en la que comunicaron que no participarán en ninguno de los eventos que sean convocados por la Unasur, ante lo que el país convocó a una reunión extraordinaria de cancilleres para avanzar en la designación de un secretario general, uno de los aspectos pendientes.