FACEBOOK TWITTER WHATSAPP
BOLIVIA

Caballero aclara que no pidió detención de activistas del 21F

Julio César Caballero se declaró un defensor de la libertad de expresión y dijo que no pidió detener a las activistas que exigieron el respeto el voto del 21F tras el acto de consagración de Toribio Ticona

El embajador de Bolivia ante la Santa Sede, Julio César Caballero, dijo que no pidió detener al grupo de cinco mujeres que pidieron que se respete el voto del 21F, este jueves, en el Vaticano luego de la consagración del cardenal Toribio Ticona.

Caballero explicó que, desde el punto de vista técnico, no tiene la facultad de ordenar a la Guardia Suiza ni a la Gendarmería Italiana, que procedan con la detención de una persona. Por otra parte, dijo que "como ser humano, jamás, jamás, jamás haría algo en contra de la libertad de expresión" y recordó que fue elegido presidente del Comité de Ética de La Paz y luego renunció para ser vocero del papa, "esas son mis credenciales humanas", dijo a EL DEBER Radio.

"Yo celebro la libertad de expresión porque en un país democrático ese es el pilar fundamental de la democracia jamás sería capaz de actuar como un vulgar 'dictadorzuelo' embriagado de poder, el poder es transitorio, yo voy a volver a mi país", manifestó.

Lee también:

Este jueves, luego del acto de investidura de Toribio Ticona como cardenal de Bolivia, un grupo de cinco mujeres, vistiendo poleras con la frase 'Bolivia votó No', entraron a la Basílica de San Pedro para saludar a Ticona y expresar su rechazo al intento de respostulación de Evo Morales.

"Cuando terminó la homília, el presidente y su delegación estaban en la zona del baldaquino (la parte superior de la tumba de Pedro), luego se retiró Evo Morales y su comitiva, me estaba retirando yo también cuando escuché un tumulto y me dirigí a ella (una de las activistas del 21F)", explicó Caballero y dijo que solo le pidió permiso porque se estaba atravesando en su camino.

Según una de las bolivianas residentes en Italia, Jacqueline Olmos Roca, la Embajada de Bolivia las señaló de hacer política dentro del Vaticano, y que ésta llamó a la Gendarmería que al final no encontró motivo alguno para retenerlas. “Donde esté un masista, habrá un activista”, escribió en su cuenta de Facebook.

Te puede interesar: