Gonzalo Medina, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), aseguró que las armas que la policía decomisó este miércoles en un domicilio en el municipio de La Guardia tenían como destino la cárcel de Palmasola.

De acuerdo con Medina, se realizó una investigación al interior del penal cruceño y se estableció que del domicilio del señor Fernando Subirana, recluido en Palmasola, llevarían a la casa de su suegro una cantidad de armas que posteriormente serían comercializadas o introducidas al recinto penitenciario.

"El DACI procesa esta información y verifica que ingresan al domicilio un maletín negro y además una bolsa conteniendo armas largas, se hace la intervención y rescatamos las armas en perfecto estado de funcionamiento. Ninguna de las armas han sido registradas, la sola tenencia de la cantidad de armas y proyectiles constituye un acto ilícito tipificado por nuestra ley de armas", aseguró Medina.

Mientras tanto, Jaime Rivero, propietario del inmueble de donde la Policía decomisó las armas, indicó que está alistando una querella contra el director de la Felcc por el operativo realizado en su domicilio y reiteró que las armas de fuego eran parte de una colección.

"Estos señores policías, a la cabeza del coronel Medina, ingresaron a mi domicilio rompiendo candados sin ninguna orden legal, yo y mi familia estamos entregando esta tarde una querella criminal ante la Fiscalía en contra del director de la Felcc", declaró Rivero esta mañana.

Rivero ratificó que los agentes que intervinieron su hogar aparte de remover las cosas se llevaron $us 11.500 que tenía de ahorro, producto de su trabajo.

Ante estas acusaciones, Medina negó que los funcionarios de la Policía hayan recogido esa suma de dinero. "El acta de intervención policial lo ha hecho escena del crimen y toda la actuación policial está filmada", concluyó.