Opinión

Cara a cara

Hace 3/24/2019 7:47:00 AM

El periódico La Patria de Oruro cumplió 100 años el 19 de marzo. El subdecano de la prensa nacional, ahora bajo la conducción de la familia Miralles, ha tenido una impecable trayectoria al servicio de su pueblo, manteniendo siempre su independencia. En un acto de celebración al que asistimos, se recordaron las innumerables vicisitudes y anécdotas que La Patria ha vivido en tan largo periodo. Una vez salió impreso en papel madera porque se le fue negado el abastecimiento del habitual papel sábana. En otra ocasión, mineros armados entraron a sus instalaciones con la intención de destruir la prensa a culatazos, y al descubrir que era demasiado dura, optaron por ponerle una carga de dinamita. Menos mal que un abnegado funcionario del diario entró a tiempo para arrancar la mecha. En los años 50, el gobierno de turno sí logró acallar su voz, pero volvió a circular un mes más tarde.

“Estamos seguros de que la reivindicación marítima, como parte de la formación patriótica, es irrenunciable; quienes piensen distinto son traidores de la Patria”, dijo el gobernador de Oruro en ocasión del Día del Mar. De manera no tan categórica, los orureños parecen compartir ese fervor, a juzgar por el impresionante movimiento de estudiantes, bandas de música e instituciones públicas y privadas que se volcaron a las calles en conmemoración de la pérdida del Litoral. El fallo de La Haya no cambió gran cosa el sentimiento en esta parte del país, lo que contrasta con el desinterés que se evidenció en otros departamentos.

La última anécdota: los bolivianos no nos ponemos de acuerdo en cómo escribir el apellido del héroe del Topáter. Muchos escriben Abaroa, con ‘b’ larga, lo cual es incorrecto para el periódico La Patria, que en sus primeras ediciones quiso zanjar el asunto titulando en portada: Avaroa se escribe con ‘v’, basándose en documentos históricos.