Gomas humeando, piedras, pedazos de ladrillos y palos sobre la avenida 25 de Mayo, 53 detenidos y alrededor de una decena de personas heridas o con contusiones, fue el saldo de una jornada de violencia en Warnes y que terminó a las 2:30 de este viernes.

Lo que el martes comenzó como una demanda vecinal por mejor atención de la Alcaldía al barrio San Antonio, a la que se sumaron otras zonas y comunidades, este jueves se convirtió en una muestra de intolerancia que desbordó en un enfrentamiento entre warneños y policías.

Hasta las 20:00 se mantuvo un bloqueo en la carretera que conecta a la capital cruceña con el norte integrado y con Cochabamba, a la altura de la comunidad Chané Justiniano, que se había iniciado a media tarde tras un fallido intento de que el diálogo alcance un acuerdo, algo que unos minutos antes incluso se plasmó en un documento firmado por el alcalde y los dirigentes vecinales, pero que fue desconocido por las bases.

Levantado el bloqueo, ya no importaban las demandas de atención a los barrios, el tema principal era lograr la destitución de la presidenta del Control Social, Martha Medrano; sin embargo, como eso no se hizo la intolerancia tomó partido y un grupo de gente enardecida se enfrentó nuevamente a la Policía, pero esta vez, en el corazón comercial de Warnes, obligando a cerrar todos los negocios de la zona, que fue castigada con los petardos, el humo de las llantas y los gases lacrimógenos que lanzaban los agentes de la institución verde olivo.

La turba no cedía y la Policía se reforzó, diseñó un plan para contrarrestarla y entre la 1:00 y 2:00 logró su objetivo tras una arremetida de la gente que protestaba y que amenazaba con llegar hasta el comando policial.

A las 2:30, una buena parte del contingente policial que llegó desde Santa Cruz y de Montero se replegó a sus bases, mientras que en Warnes quedó un grupo en apronte por si volvían los disturbios.

Detenidos y heridos 

La mañana de este viernes el comando departamental de la Policía informó a los medios de comunicación que hay 53 personas detenidas. Sobre los heridos, además de la decena de vecinos heridos, la institución del orden señaló que hay tres uniformados con heridas y contusiones.