La 'casa blanca' de Víctor Hugo Escobar Orellana, más conocido como 'Oti', el ex mandamás del régimen abierto del penal de Palmasola, pasará al control y uso de otros internos que durante el 'reinado' de este recluso, condenado a 30 años por el asesinato de dos policías, fueron sometidos a un régimen de violencia y extorsiones.

La determinación ya fue tomada, aunque aún restan algunas definiciones que se asumirán en los siguientes días por el Consejo Penitenciario de Palmasola, como a qué reclusos se les entregará el lugar, que fue un símbolo del poder que ostentaba Oti y que ahora está en el penal paceño de Chonchocoro.

Más sobre este tema:

El gobernador de la cárcel cruceña, Ronald Mercado, confirmó la determinación asumida respecto a la 'casa blanca' y precisó que también se está viendo la forma más justa de distribuir los muebles que tenía esta casa, donde había, entre otros lujos, una suite con baño privado para Oti, al menos dos cuartos para sus visitas, un cuarto de juguetes para sus hijas, sala, comedor y un depósito, donde se presume acumulaba la droga y las armas que él manejaba dentro del penal.

El lunes la concubina de Oti, Lilian Aderley Ibáñez Pantoja (25), fue enviada con detención preventiva a la cárcel de San Sebastian en Cochabamba, debido a que se la sindica de ser parte de la red de extorsiones que manejaba el exlíder del penal. La justicia ordenó su encierro preventivo fuera de Santa Cruz, debido a que corre peligro la vida de la mujer, que era llamada como la 'tía' o la 'reina de Palmasola'.