El cónsul boliviano en Jujuy, Nelson Guarachi, replicó el reclamo que hizo el gobernador de esa provincia, Gerardo Morales, dirigido al presidente Evo Morales, sobre los cobros por atención médica realizados a un ciudadano argentino.

“Es normal que (Gerardo) Morales quiera sacar rédito político de esto en un año electoral (en Argentina)”, dijo el cónsul de Bolivia en Jujuy. El representante nacional sostuvo que “nos enteramos del caso a través de los medios, el gobernador Morales no se comunicó con nosotros”, anticipando que existirá una investigación sobre el caso.

Las declaraciones del gobernador surgen a raíz del caso de Manuel Vilca, un jujeño que se accidentó el 8 de diciembre en Oruro (Bolivia). Tras accidentarse, había sido ingresado en un hospital público, en donde le cobraron $us 3.100. Luego fue derivado a Cochabamba, en donde le pidieron otros $us 7.000. Según el Gobierno jujeño, para repatriarlo, asegura que tuvo que pagar $us 2.000 adicionales.

“Su actitud y la de su Gobierno para con los ciudadanos argentinos es repudiable. Me da mucha indignación la injusticia. Y a usted le tendría que dar mucha vergüenza”, escribió la autoridad.

En febrero de 2018, Evo Morales comprometió un trato recíproco con los hermanos bolivianos que viven en Argentina.