Los abogados que defienden al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y a su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, presentaron una serie de mociones y apelaciones para demorar la sentencia de sus defendidos. Un jurado de Fort Lauderdale encontró hoy culpables a ambos de los daños contra civiles en la matanza de octubre negro.

Cuando las partes demandantes esperaban escuchar la sentencia, que se prevé los obligue a pagar indemnizaciones por $us 10 millones, los abogados defensores presentaron una serie de mociones y apelaciones. La más importante está referida a la Regla 50, una norma del ordenamiento jurídico estadounidense a través de la cual los jueces pueden tomar una decisión contraria a los del jurado, siempre y cuando consideren que su veredicto vaya en contra de las evidencias presentadas. Esto no sucede muy a menudo en la justicia estadounidense. Las otras apelaciones tendrán que ser resueltas por cortes superiores.

Esto, sin embargo, no deja sin efecto la decisión del jurado, que es encontrar culpable a Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín. El juez citó a las partes para el 4 de mayo. Allí verá si pide nuevos elementos o dicta la sentencia contra las exautoridades bolivianas.