Dieciséis personas fueron detenidas hoy en Moscú poco antes del inicio de una protesta contra la ley de desconexión de internet, que los parlamentarios rusos examinarán en segunda lectura el próximo 13 de marzo, informaron medios locales.

"Fueron detenidas ocho personas, supuestamente, por utilizar "aparatos voladores", en realidad, globos de aire", denunciaron los organizadores de la protesta del Partido Libertario ruso, cuyas declaraciones recoge la agencia Interfax.

Por su parte, el portal especializado OVD-Info, cifró en 16 a los detenidos, entre ellos tres menores de edad, y precisó que actualmente todos se encuentran en una comisaría de Moscú.

La manifestación contra la desconexión de internet fue convocada por el Partido Libertario ruso que espera una asistencia de 10.000 personas. El acto fue autorizado por las autoridades capitalinas.  

La protesta fue apoyada por el líder de la oposición rusa, Alexéi Navalni, y el creador del servicio de mensajería Telegram, Pável Durov, cuya aplicación fue prohibida en Rusia.

El mes pasado, la Duma del Estado o Cámara de Diputados de Rusia adoptó en primera lectura un proyecto de ley para garantizar la estabilidad del funcionamiento del segmento ruso de internet y su desconexión de la red mundial en caso de situaciones de crisis o ataques cibernéticos contra el país.  

La iniciativa ha suscitado fuertes reticencias en los operadores de internet, ya que la instalación de los equipos necesarios para el análisis del tráfico requieren ingentes inversiones, que para las grandes compañías pueden suponer decenas de millones de dólares.  

Según sus autores, en caso de su aprobación definitiva, se podrá "minimizar el flujo al extranjero de datos que intercambian los usuarios rusos".  

Además, en caso de amenaza los operadores estarían obligados a garantizar la "gestión centralizada del tráfico", es decir, su control por el Estado.

El líder ruso, Vladímir Putin, admitió anteriormente la posibilidad de que su país se desconecte de la red mundial de internet ante eventuales amenazas externas para su seguridad nacional.