El Gobierno, a través de la Procuraduría General del Estado, denunció al expresidente Carlos Mesa ante la Fiscalía General tras conocer el veredicto del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) que falló en contra de Bolivia y a favor de la empresa chilena Quiborax, en un juicio que se sostenía desde la gestión de Mesa.

“Frente al incumplimiento a la ley 2564 (del 9 de diciembre de 2003), que mandaba a realizar auditorías y a la no declaratoria de nulidad de concesiones mineras y la emisión ilegal del decreto supremo 27589, la Procuraduría presentó una solicitud a la Fiscalía General para que pueda realizar una investigación contra el expresidente Carlos Mesa y a tres ministros de su gestión”, informó anoche, el procurador Pablo Menacho.

La autoridad señaló que la denuncia es por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

El Gobierno lamentó la pérdida económica, por $us 48,6 millones que deberá pagar el Estado tras haber perdido el juicio ante el Ciadi. Consultado al respecto, Carlos Mesa indicó a EL DEBER, que evaluará el tema y este viernes se pronunciará públicamente.

Para saber más