La rentabilidad de los recursos que manejan las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) cayó un 75%, según los datos oficiales de la Autoridad de Seguros y Pensiones (APS). A junio de 2018, tanto BBVA y Futuro reportaron una tasa entre el 2,5 y el 2%. La cifra es inferior a la del mismo periodo de 2008, cuando estos indicadores estaban en 8%.

Para los expertos consultados, la fuerte caída se debe a la incertidumbre con la que han venido trabajando las administradoras desde 2010. Ese año el Gobierno anunció que crearía una Gestora Pública de Pensiones que se encargaría de administrar los recursos, pero hasta la fecha no lo hizo.

El efecto para el aportante es que tendrá jubilaciones con solo el 17% de los ingresos que recibe. “Esto los obligará a seguir trabajando”, afirmó el experto Gustavo Rodríguez.

En la actualidad, desde el Poder Ejecutivo indicaron que la nueva administradora operará desde marzo de 2019. Bajo este contexto, BBVA anunció que acudiría a los tribunales para salir del negocio. La compañía de capitales españoles dijo que realizaría un arbitraje ante el Convenio sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de Otros Estados (Ciadi). Ante este escenario, desde el Poder Ejecutivo aseguraron que el dinero de los aportantes a esas AFP no corre ningún riesgo.

Rentabilidad en picada

El pico más alto de la rentabilidad de las AFP fue en 1998. En esa gestión, la tasa de rentabilidad de los aportantes llegó entre un 13,7 y un 13,8% en ambas administradoras de pensiones.

Para el analista Carlos Schlink, las administradoras que operan en Bolivia (BBVA y Futuro) hicieron un buen trabajo, pero la aprobación de la actual ley de pensiones, que obliga a traspasar la administración de estos recursos, provocó incertidumbre y redujo la rentabilidad de los fondos.

Agregó que el excesivo endeudamiento del TGN con las AFP y las tasas bajas también afectaron a este sector. “Por eso es que hoy en día los jubilados solo pueden acceder al 30 o 40% del promedio de sus ingresos”, afirmó.

Según Gustavo Rodríguez, especialista en Fondos de Pensiones, desde 2010 las AFP han estado trabajando en piloto automático. “Han invertido en DPF, que dan tasas muy bajas”, dijo.

El ex líder sindical Edwin Fernández observó el trabajo que realizaron las operadoras. Para él, es necesario buscar un nuevo sistema. “Se deja en duda su calidad de trabajo. Volver al sistema antiguo no es una opción”, dijo.

También cuestionó la deuda que tiene el Estado con las administradoras.

La exgerente de AFP Futuro Kathia Vaca Díez observó que actualmente no se reglamentó cómo se harán las inversiones.

“La nueva ley dice que se puede invertir en SRL, que no cotizan en Bolsa y no tienen calificaciones de riesgo. Eso es peligroso”, afirmó Vaca Díez.

Preocupa la demanda

Una onda de preocupación se siente desde este fin de semana, luego de que se conociera el arbitraje planteado por el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) a través del Ciadi.

Para el experto en pensiones David Villarreal, este arbitraje abre la posibilidad de que el Estado boliviano tenga que erogar un monto de dinero.

Es la primera vez que se hace una demanda en el tema de seguridad social. No era necesario deshacerse de la administración privada. Se pudo hacer ajustes, pero no un cambio tan radical; el Estado, en este caso, se vuelve juez y parte porque la Gestora Pública dependerá del Ministerio de Economía y la Autoridad de Pensiones también”, expresó.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados y Rentistas de Bolivia, Gróver Alejandro, manifestó su temor de que la demanda ponga en riesgo los recursos de los trabajadores.

Rolando Borda, secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD-Santa Cruz), indicó que la decisión de que la administración de los fondos pase a manos estatales fue soberana y que los ahorros de los trabajadores están garantizados.

“La demanda es un tema de interés privado, ellos cobran un interés por la administración de nuestros recursos. El tema aquí es que hay un retraso para activar la nueva Gestora Pública de Pensiones”, dijo el dirigente.

Recaudación millonaria

Según los datos publicados por la Autoridad de Fiscalización de Pensiones y Seguros (APS), la recaudación acumulada desde 1997 hasta abril 2018 es de Bs 89.479 millones ($us 12.856 millones). Futuro de Bolivia acumuló Bs 42.008 millones ($us 6.035 millones), mientras que BBVA Previsión tiene Bs 47.470 millones ($us 6.820 millones).

Según el experto David Villarreal, de mayo de 2018 para adelante se considera una recaudación mensual promedio de $us 130 millones entre ambas AFP.

Además, el valor nominal de la cartera de fondos de la AFP Futuro, del Sistema Integrado de Pensiones (SIP) en el mercado local hasta abril de este año, llegó a $us 7.247 millones; mientras que el total de la cartera de los fondos del SIP en el mercado extranjero es de $us 337 millones.

En cuanto a los fondos que administra BBVA Previsión, el valor nominal en el mercado local es de $us 8.021 millones y $us 477 millones en el extranjero.

La cantidad de jubilados al 30 de abril es de 125.463 personas. Pero, de esa cantidad, 75.945 personas se han jubilado con Pensión Solidaria de Vejez.