No se lo callaron. En un restaurante de Barcelona (España) no cayó bien una petición poco común que hizo una 'influencer' para visitar las instalaciones. La joven pidió consumo gratis o algún descuento en sus instalaciones a para ella y sus amigos.

"Mi nombre es Leila, tengo 27 años y vivo en Suiza. Soy muy activa como 'influencer' y como tal viajo y publico fotografías en mi cuenta. ¿Tienen alguna oferta? ¿Comida o bebida gratis o algún descuento? Normalmente viajo con amigos y me gustaría tener una oferta para todos", así hizo su petición la joven a través de Instagram.

La respuesta del restaurante, de nombre Topik Restaurant, fue bastante concreta: "No tenemos descuento, lo sentimos".

Sin embargo, más tarde desde el local publicaron la conversación en su cuenta de Twitter y lo hizo con una dura crítica:

"Niños de 27 años pidiendo si les regalas comida o les haces descuento en tu negocio, se denominan 'influencers'; de nuestra casa viven siete familias, pídele dinero a tu padre".

La respuesta fue avalada por los usuarios quienes se mostraron de acuerdo con el reproche de la empresa.

Puedes leer: